inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 18 de Julio de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Columnista
Dia del Trabajo
por:   Editorial Jornada.net.com       [2012-05-01  -  12:40:47]

Miles de trabajadores se encuentran movilizados, centenares en huelgas de hambre y varios otros millares esperan reivindicaciones sociales, mientras el gobierno se jacta de haber cumplido con la clase obrera y haber hecho mas que otros gobiernos. Para convencer de su política social ha difundido un recuento de las medidas adoptadas por la actual administración, que de alguna manera favorecieron al sector laboral, desde un aumento del salario mínimo nacional que de Bs. 460.- en el año 2006, se elevó hasta llegar este año aproximadamente a Bs. 1000, según la última oferta del gobierno.

Pero la respuesta de la Central Obrera y de la mayoría de los movimientos sociales es contundente. Recuerdan que el año 2005 el kilo de pollo costaba 4.40 en Santa Cruz y Cochabamba y 4.80 en La Paz y Oruro. Hoy el kilo se vende a Bs. 14 y llegó a costar hasta 18 el kilo. El precio del café se ha quintuplicado, lo mismo que el arroz, el fideo y las frutas, verduras, legumbres y la papa, amén de la carne de res que de Bs. 6 por kilo de pulpa, hoy está en Bs. 30. Lo único que se ha mantenido o subido muy poco es el pan, el transporte y la gasolina, gas y diesel, y no porque el gobierno no se hubiese empeñado en suprimir la subvención, sino porque la población entera se rebeló ante el gasolinazo del año 2010 y obligó a abrogar la medida.

Por ello es que la COB calcula una canasta familiar de 8 mil bolivianos, para compensar la pérdida real del valor adquisitivo. La COB no pide elevar los salarios a se monto de la canasta familiar, sino tomar en cuenta esta referencia basada en la realidad para buscar compensaciones sociales paralelas que mitiguen el empobrecimiento de la gente. El gobierno alega que miles de bolivianos de escasos recursos han salido de la pobreza, y los trabajadores le responden que los únicos beneficiarios han sido los cocaleros y quienes operan en rubros colaterales.

Por lo demás, el Día del Trabajo, que otrora convocaba a la lucha a miles de mineros, fabriles, obreros y empleados de otros sectores, hoy permite, simplemente el descanso laboral ampliado a dos feriados y un largo fin de semana, mientras las ansiadas conquistas sociales que el proletariado esperaba lograr con el cambio, siguen como aspiraciones de una clase social permanentemente postergada. Lo que ocurría en año 2005 se repite inexorablemente y el cambio solamente beneficia a los incondicionales.

La actual administración ha adoptado algunas medidas sociales que fueron recibidas con una expectativa mayor a sus resultados. El Decreto Supremo 28699 con el cual eliminó el Artículo 55 del Decreto 21060, que permitía la libre contratación, beneficia a un segmento pequeño de los trabajadores, ya que, de todas maneras, están en vigencia normas que permiten el despido, debido a que en los hechos solamente se derogó un Artículo del 21060, que es un Decreto que fue elevado a rango de Ley. A ello se suman los miles de empleados que el gobierno despidió de la administración pública, sin derecho a reclamo. Es más, en este instante. El gobierno amenazó con echar a la calle a miles de trabajadores del sector de salud por reclamar un derecho consolidado y pedir el cumplimiento de la Constitución Política del Estado.

Lo peor es que el movimiento obrero está dividido y carece de la fuerza necesaria para exigir y conseguir las ansiadas conquistas sociales. Todavía subsiste la debilidad y división del movimiento de los trabajadores en general y especialmente de la Central Obrera y la Federación de Mineros, que intentan lavarse el rostro embadurnado de oficialismo. Han aparecido otros sectores, sin las convicciones de la clase trabajadora, y movidos por nuevos paradigmas, que han ganado espacios políticos y de movilización. Hoy son los cocaleros, indígenas originarios, campesinos, gremiales, comerciantes minoristas y cooperativistas mineros, que tienen un mayor poder de convocatoria y movilización, pero circunscrito a sus intereses de sector. Así, los cocaleros defienden su cato, los campesinos piden más tierra cultivable, medios de producción y mercados y los cooperativistas acaparar todo lo que puedan sin pagar impuestos o regalías.

La deuda social del Estado permanece pendiente, la Ley de Pensiones mantiene su injusticia, la desocupación abraza a la mayor parte de la capacidad laboral, la fuga de mano de obra y de profesionales superó todos los cálculos, y las esperanzas por una solución efectiva, continúan en la penumbra, mientras la incertidumbre se ha convertido en la forma de lidiar día a día para los bolivianos en general y en especial para los trabajadores.

<--- ATRAS







 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com