inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 16 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Columnista
La Navidad es inicio para deponer odios y soberbias
por:   Por Armando Mariaca       [2013-12-25  -  05:17:05]

Desde hace muchas décadas, la Navidad es festividad propicia para desear felicidad a todos y mostrar caminos de concordia y unidad; pero, al inicio de un nuevo año, muchas veces continúan las mismas actitudes de soberbia, odios, rencores, resentimientos, racismos y otros sentimientos ajenos al buen convivir.

Semanas previas a la presente Navidad, han menudeado los deseos de todos con miras a encontrar la felicidad mediante el amor, la comprensión y la armonía entre todos, teniendo en cuenta que Jesús, nuestro Dios y Salvador, vino al mundo vestido de pobreza y humildad, revestido de amor prodigando paz a todas las generaciones porque Él, en su condición de Dios Hijo, nació, vivió y padeció para salvar a la humanidad, mostrarle caminos de humildad y solidaridad; perdonó a quienes lo torturaron hasta el extremo de la crucifixión y sólo tuvo palabras de consuelo y caridad para todos.

Recordar el onomástico de Jesús debe ser motivo para deponer todo lo que nos separa a los bolivianos y que gobernantes y gobernados tomemos conciencia de que los odios, los revanchismos, el racismo practicado y pregonado, las diferencias ideológicas y los antagonismos político-partidistas, no han servido para nada, y, por el contrario, sólo fueron semillas que fructificaron mucho.

Nada ha servido para iniciar políticas ciertas que permitan anular o, por lo menos, disminuir la pobreza pese a haberse predicado mucho en contra de todo lo que nos separa; sin embargo, se ha hecho todo para acrecentarla y hacerla disociadora de conductas. La soberbia y la petulancia han sido fenómenos que han atacado mucho a quienes poseen poder económico, político y social. El que tiene poder político cree ser dueño del país y hace gala de orgullo; el que posee poder económico sólo piensa en acrecentar su fortuna y el que tiene poder social busca que su palabra sea ley, que sus incitativas a la huelga y al paro sean normas para boicotear las fuentes de producción. Tres condiciones que, amalgamadas, han causado sólo dolor a la Patria, que todos decimos amar.

Como en todo tiempo, en los últimos ocho años se habló mucho de cambios y quienes propugnaron ello, no quieren comprender que para el cambio del pueblo con una toma de conciencia de país y adquirir vocación de servicio, amor, disciplina, apego al trabajo y a la producción, es preciso que los gobernantes sean ejemplo y cambien efectivamente porque mientras ellos no depongan conductas y actitudes que causan daño, tienen que entender que con todo ello todos nos perjudicamos y nos sumimos más en las profundidades del desentendimiento, la obcecación y el nomeimportismo.

Es tiempo para entender que las políticas del “dejar hacer y dejar pasar” se las tiene que olvidar y se debe hacer lo que la sana moral indica, lo que las leyes señalan, lo que el interés común demanda. Es preciso hacer lo que la propia conciencia indica que debe iniciarse y dar los pasos para las efectivas realizaciones gubernamentales y de quienes posean cualquier poder que sea útil para el servicio, para el desarrollo y el progreso.

Vivir la Navidad en comunión con la familia, que es el mayor don que Jesús ha bendecido, perdonar a quienes han proferido daño en nuestra contra, entender a quien está inmerso en los abismos del odio y el resentimiento, sentir el dolor de quienes padecen hambre y enfermedades, compartir espiritualmente con los que lloran la pérdida de sus seres queridos y actuar al unísono de sentimientos de los demás, es misión del cristiano, de quien tiene fe y abriga esperanzas de que los males que padecemos y sufre toda la humanidad, algún día puedan concluir.

El mensaje surgido en el Cielo en el momento de nacer Jesús, retumba en todos los sitios de la Tierra: “Gloria a Dios en las alturas y paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad”. Hagamos todos, gobernantes y gobernados, que estas palabras sean la verdad de nuestra vida, aunque no lleguemos a la perfección que todos querríamos; pero, hagamos de la paz de Dios el medio para superar lo que nos desune y empobrece moralmente. Que esa paz implique el renunciamiento a toda mala práctica del pasado y que, finalmente, los gobernantes hagan lo que deberían hacer siempre: hacer gestión en su gobierno, obrar con altura, dedicación, honestidad y responsabilidad; que todos entiendan que esta Patria es legado de muchas generaciones del pasado y que esperan que las nuevas hagan lo que ellas quisieron hacer y no alcanzaron a concretar.

Que Dios, en su infinita bondad, prodigue a todos unidad, amor, comprensión y sentido cierto de lo que es la felicidad, para que todo ello sea medio de vida en el próximo año que se iniciará en próximos días.

<--- ATRAS







 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com