inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 13 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Columnista
Firme y contundente posición en La Haya
por:  Pagina Siete editorial       [2015-05-09  -  16:37:59]

Firme y contundente posición en La Haya Puede considerarse que en la semana que acaba de pasar se produjeron hechos históricos. Los alegatos orales del juicio demandado por Chile para que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declare incompetente de analizar la demanda marítima boliviana captaron el interés de la opinión pública de ambos países.

En sus dos presentaciones, la delegación boliviana mostró contundencia, capacidad y claridad. Los argumentos se centraron en demostrar que la CIJ sí tiene competencia para conocer la demanda de Bolivia y que el Tratado de 1904, que definió los nuevos límites entre los dos países, no zanjó la cuestión de la mediterraneidad, debido a que, inmediatamente después de esa firma, Chile ofreció a Bolivia una salida al mar con soberanía, cosa que siguió haciendo en los años y décadas posteriores.

Antes de 1904 también hubo declaraciones muy concretas de que Chile estaba consciente de que Bolivia no podía permanecer como país mediterráneo. Su presidente Domingo Santa María dijo, en 1894: "No podemos sofocar a Bolivia y de alguna manera debemos brindarle su propia puerta, una puerta de entrada para poder llegar a su territorio, tierra adentro, en forma segura, sin estar pidiendo permiso”.

Eduardo Rodríguez Veltzé, delegado de Bolivia ante la CIJ, y los cuatro abogados internacionales contratados por el país, Monique Chemillier, Mathias Forteau, Antonio Remiro Brotóns y Payam Akhavan, pidieron a los jueces que no se excusaran de ver el caso, bajo el argumento de que autoridades chilenas, en varios momentos de su historia, habían ofrecido una solución al problema y que, con ello, comprometieron la palabra de su Estado. En ese sentido, los integrantes de la delegación boliviana dijeron que los "actos unilaterales” de Chile tienen tanto valor como los tratados firmados. Bolivia demostró varias cosas durante los alegatos. Primero, que la firma del Tratado de 1904 no resolvió el tema de la mediterraneidad. Segundo, que en varias ocasiones Chile se comprometió a solucionar la mediterraneidad de Bolivia. Tercero, que existe jurisprudencia internacional que convierte a esas ofertas en compromisos de los estados, que los obligan a concluir las negociaciones. Cuarto, que si la Corte se declara incompetente, no estará solamente juzgando sobre la objeción de Chile, sino también sobre el fondo de la demanda.

Interés especial generó la pregunta que lanzó a la delegación boliviana el juez Christopher Greenwood -quien asesoró a Chile en su diferendo con Perú ante La Haya- en su primera ronda de alegatos: "¿En qué fecha mantiene Bolivia que se concluyó un acuerdo respecto de la negociación relativa al acceso soberano?” Al respecto, el abogado Akhavan afirmó: "en el derecho internacional no hay un ‘momento mágico’ ni específico” para generar un compromiso posterior de negociar. "Hay diversas instancias en que hubo acuerdo con Chile (...). Lo que hace ver que los hechos demuestran que Chile prometió negociar el derecho soberano al mar”, añadió el abogado. Expresó, por tanto, que Bolivia podría elegir "cualquiera” de esas negociaciones, o todas ellas, para forzar a Chile a negociar.

En base a esos argumentos, se le demandó a la Corte que rechace el pedido chileno de declararse incompetente.

Chile, obviamente, tuvo la visión contraria, y se basó en señalar que el Tratado de 1904, al definir unos nuevos límites entre los dos países, dejó zanjado el tema de la mediterraneidad y que si hubo negociaciones posteriores, ellas simplemente eran eso, contactos diplomáticos que no prosperaron y que, por tanto, no los obliga a negociar.

Bolivia exige poco en su demanda de fondo: simplemente que la Corte fuerce a Chile a negociar, de buena fe, y en firme una salida al mar. Como ya hemos señalado en este espacio, ello tiene bases históricas, sociales, económicas y hasta morales. Los países que no tienen acceso al mar ven perjudicado su desarrollo en comparación a los costeños, según demuestran estudios internacionales. También existe un aspecto psicológico, pues esta demanda está fijada en la psique de los bolivianos y no saldrá de allí hasta que el problema se resuelva.

Bolivia se centró en demostrar que el Tratado de 1904, que definió los nuevos límites entre los dos países, no zanjó la cuestión de la mediterraneidad.

La delegación boliviana demostró que la Corte Internacional de La Haya sí tiene competencia para conocer la demanda interpuesta contra Chile.


<--- ATRAS







 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com