REPORTERO

inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 6 de Julio de 2020
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad


Bolivia : dijo NO a Evo Morales


[2019-09-14]
El 20-10, Evo se enfrentar a la indignacin colectiva

ROLANDO TELLERA A.

Como habamos enfatizado en columnas anteriores, las elecciones del 20 de octubre tienen particulares caractersticas con tendencias plebiscitarias. No son elecciones tpicas, en las que compiten tradicionalmente candidatos, programas de gobierno, estrategias comunicacionales y estructuras partidarias.

No obstante el descomunal esfuerzo del oficialismo de enterrar el 21F, estas elecciones estn, por as decirlo, preadas de las secuelas que dej el trauma del engao y el escamoteo del voto. En el acto ms democrtico que invent la democracia participativa (el referndum), retorcieron su voto, burlndose de su voluntad y decisin.

Este engao, donde dicho sea de paso se malgast 180 millones de bolivianos, ha incidido notablemente en la credibilidad del rgimen masista, adems de marcar, en trminos gramscianos, el inicio de una aguda fase de declive hegemnico. La tozuda postura de no respetar los resultados de esa consulta, afect seriamente la legitimidad y credibilidad, sobre todo, de Morales, quien qued como uno de los ms insignes mentirosos entre los presidentes que ha conocido el pas. Seguido, claro, del profesional matemtico, para quien la mentira es un recurso de moneda corriente.

Paralelamente a esa suerte de estriptis que desnud las grandes miserias del presidente y del rgimen, en la ciudadana se ha ido generado un sentimiento creciente de indignacin, que se inflama, con la forzada habilitacin inconstitucional e ilegal del caudillo. Procedimiento elecciones primarias donde otra vez se despilfarraron cerca de 30 millones de bolivianos. La obstinacin de mantenerse en el poder de cualquier forma y a cualquier costo, ciertamente, atiz esa creciente indignacin colectiva.

Los casos que a diario se destapan, dando lugar a una sensible percepcin sobre la presencia de una gigantesca corrupcin; alimentan esa indignacin colectiva. El atroz estado de la justicia, dirigida a castigar inocentes y premiar con impunidad a los corruptos enardece ms an el descontento ciudadano. Ni qu decir de los vnculos con las mafias del narcotrfico. Adems, el fuego de la indignacin ciudadana se acrecienta a diario con ese estilo cnico y descarado de ejercicio del poder.

Ahora bien, al margen de destapar una siniestra y desvergonzada repartija de tierras, como con gasolina de aviacin, la quema de bosques en la Chiquitana, por ellos mismos provocada, ha inflamado an ms el estado de esa indignacin colectiva.

Inevitablemente, la impotencia colectiva ante tantas arbitrariedades, abusos y tropelas se expresar en las urnas el 20-10. Estas elecciones, entonces, se constituiran en el nico camino que tiene la ciudadana para expresar esa indignacin acumulada. Pero, cmo podran expresar esa indignacin, si en la papeleta est el Evo frente a ocho candidatos de oposicin? Veamos.

De esos ocho, seis tienen una presencia absolutamente marginal, sin ninguna capacidad de competir. Incluso ya tendran su respectiva acta de defuncin. Con relativa capacidad competitiva, aunque el segundo con menos posibilidades, estn Carlos Mesa y Oscar Ortiz. Empero, con signos de liderazgo tradicional, que no garantizan cambios sustanciales. Sus discursos son tibios y acomodaticios. Sin embargo, uno de ellos tendra que condensar a su favor esa indignacin colectiva.

El ms indicado para esa sencilla tarea, por lo que expresan las ltimas encuestas, es Carlos Mesa. Sin embargo, este candidato, lamentablemente, no demuestra que est a la altura de los desafos de esta singular coyuntura. Con un discurso endeble, nada agresivo, ms bien a la defensiva; es incapaz de interpelar y desportillar al caudillo, capitalizando a su favor el enorme descontento. Sus asesores, creo, ni siquiera han estudiado y comparado experiencias cercanas de presidentes elegidos, ms all de sus cualidades, solo por el descontento popular.

Frente a la papeleta, entonces, el elector tiene el gran desafo de expresar su indignacin. No obstante la complejidad de la decisin, con gran madurez y discernimiento, no desecharn su participacin en las urnas con el voto nulo o blanco. Se inclinarn, obviamente, por el candidato mejor posicionado de la oposicin, ms all de sus afectos y desafectos.

Por ello, estas elecciones no son normales, son ms bien atpicas. Pues se habran constituido en la nica posibilidad para que el ciudadano impotente exprese esa acumulada indignacin.

Las sorpresas pueden ser enormes.

El autor es profesor de la carrera de Ciencia Poltica de la Universidad Mayor de San Simn









 

  16:32:52 ROBORE :Candidato Presidencial ...
  15:52:49 BOLIVIA : pARO cIVICO este mir...
  15:43:36 Bolivia es la que menos remesas...
  15:20:03 BOLIVIA : Comienza una semana de...
  18:22:14 Boliviana apresada por narcotra...
  18:08:31 MEXICO : CIUDAD DE VILLa hermos...
  17:55:03 Bolivia banda Intergalctica P...
  16:50:28 BOLIVIA TIEMPO DE CUARESMA.
 
16:26:51 LA PAZ FARMACOS ADULTERADOS PUE...
  16:14:08 COCHABAMBA TIQUIPAYA INCENDIO D...
  15:56:59
Bolivia : Reputados policias so...

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...


 





















Doble Moral(es)
ERIKA BROCKMANN QUIROGA
2017-11-23
ERIKA BROCKMANN QUIROGA
DESDE EL FARO

Qu doble moral de Brennan: toma acciones de c...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com