inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 20 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Culturales
En Bolivia no gobiernan los indios


[2017-02-06]
Debate

El sistema colonial sobre el que está erigido el Estado republicano no ha sido cambiado en sentido simbólico, menos en lo real o estructural. Lunes, 06 de febrero de 2017

Pablo Mamani Ramírez sociólogo

El presidente Evo Morales en Ivirgarzama, en oportunidad de recordar su primer triunfo electoral y los 11 años de su gobierno, dijo: "Aquí ya no gobiernan los gringos, sino los indios”. Es destacable que los gringos no gobiernen, pero, ¿gobiernan los indios?

Para comprobar esto hicimos una breve visita a algunas oficinas gubernamentales en La Paz y dimos una mirada crítica a las calles de esta ciudad, sede de Gobierno.

Aquella afirmación resulta altamente positiva, pero al hacer una observación del mundo real descubrimos que en Bolivia no gobiernan los indios, sino la casta colonial, como lo ha hecho en todo el periodo republicano, con algunos cambios contradictorios o "cosas de cambio simbólico” como el giro de las manecilla del reloj de la plaza Murillo.

Pero, en los hechos, ni siquiera hubo cambios simbólicos, porque si uno pasea por el Prado de la ciudad de La Paz y la Ceja de El Alto no encuentra ningún cambio simbólico y menos un cambio estructural o real. Allí siguen presentes los símbolos coloniales como el monumento a Colón, que está en el Paseo del Prado, y en la Ceja de El Alto efectivamente existe un cambio, pero paradójico, porque se descubre la figura hecha de hierro dedicada al Che Guevara. Esto, justo en el lugar donde en 1781-82 estaba el cuartel general de Tupac Katari-Bartolina Sisa. En este punto, el famoso Che nada tiene que ver con la historia de la ciudad de El Alto o con la lucha aymara. Entonces aparece como un monumento colonial del socialismo del siglo XXI.

Al continuar con esta mirada crítica de las calles, se pudo descubrir en los alrededores del cine Monje Campero otros ejemplos, pues, en esos días el lugar estaba lleno de mujeres y niños venidos del Norte de Potosí. Ellos estaban sentados en el suelo: un gran contraste con la frase de que en Bolivia gobiernan los indios. Asimismo, debajo del llamado Puente del Arquitecto de la Ceja se observa casi todo el año mujeres sentadas pidiendo limosna con sus niños en brazos, durmiendo. Un cuadro realmente colonial e inhumano.

En contraste con ello, los edificios bien amoblados del Ministerio de Economía están llenos de los señores del poder como jefes o directores. Y si existen aymaras o quechuas, ocupan cargos inferiores o hasta niveles medios, pero no como ministros.

De igual modo, en la Vicepresidencia es difícil encontrar algún aymara con algún cargo jerárquico: en ella se observa una camada no-aymara con discursos grandilocuentes de revolución o hablando a nombre de los aymaras-quechuas. En este caso, éstos se convierten en verdaderos ventrílocuos porque hablan a nombre de los otros. En el parlamento efectivamente existen muchos senadores y diputados aymaras-quechuas, pero no ocupan cargos jerárquicos.

El presidente del Senado es el Gringo Gonzales, que no es aymara ni quechua. Y la presidencia de los Diputados está ocupada por la señora Gabriela Montaño, que tampoco es aymara. Ocurre lo mismo en los ministerios de la Presidencia o de Gobierno.

Entonces, ¿dónde están los indios que gobiernan Bolivia? Tal vez esta frase se refiera al congreso del MAS, llevado a cabo en Montero a mediados de diciembre de 2016, donde se decidió la reelección de Evo Morales para 2019.

Sin embargo, éste es un hecho dado por los deseos de los señores del poder, que han decidido dicha reelección. En verdad han debatido sobre las dimensiones de la reelección de Evo Morales, pero, ¿qué sobre los temas estructurales como el colonialismo y el racismo? Finalmente, no deciden políticas públicas en grandes áreas estratégicas de economía, de gobierno, asuntos de tierras y territorios, o Ministerio de Defensa y otros lugares estratégicos.

¿Tal vez con los nuevos ministros posesionados el 22 de enero?

Si bien un estudio de Ximena Soruco nos muestra que hay una importante presencia de aymaras y quechuas en la administración pública, esto no tiene connotaciones estructurales en sentido de que sean el gobierno real y que las políticas públicas sean ejecutadas y decididas por los mismos indios, en tanto parte de un radical proceso de desmontaje del Estado colonial y neocolonial que hoy sigue vivo en Bolivia.

Así, hoy la casta aludida se viste de indígena como se observa en varios casos, llevando sombreros o pantalones de bayeta, que es la verdadera proyección del indigenismo del siglo XXI en Bolivia. Así, los señores del poder son un reducido grupo que gobierna desde los lugares estratégicos a nombre del indio. Sin embargo, desde estos lugares hacen políticas públicas en contra del indio real. En Bolivia, los aymaras-quechuas son una población mayoritaria y visible, tanto social como económicamente, y por lo mismo es inocultable. Aquí no es posible hacer un indigenismo, como en México, donde se alaba al indio ideal o abstracto o histórico pero se asesina al indio real.

Ahora según el diccionario de la real academia de la lengua española gobernar significa tomar decisiones sustanciales en función de los intereses generales. Aquí en Bolivia por el contrario se persigue el indio real tanto jurídicamente y en términos políticos, y en este punto existen varios casos como el emblemático Gualberto Cusi, que aquejado por su enfermedad es víctima del Estado colonial y racista. Y no es el único caso. Sino existen varios otros que por ser contestones al régimen y a la casta colonial sufren procesos judiciales, aunque efectivamente algunos de ellos hayan cometido actos reñidos con la función pública. Entonces, nuevamente la pregunta, ¿dónde gobiernan los indios en Bolivia?

Así, el sistema colonial sobre el que está erigido el Estado republicano no ha sido cambiado en sentido simbólico, menos en lo real o estructural, y en consecuencia no existe una nueva configuración del poder. El actual sistema del poder es un instrumento de las políticas colonialistas y racistas que asesinan todo intento de autogobierno de los aymaras-quechua-guaraníes y otros pueblos. En este sentido, el gran problema de Bolivia sigue siendo el problema colonial y el racismo. Un reducido grupo venido de la genealogía histórica de Pizarro y Almagro, señorean en un país de mayoría indio-qulla. Un gran problema que no se ha superado. Y como no se ha trastocado, hay gente que habla incluso hoy de mantener los edificios coloniales en el centro de la ciudad de La Paz, afirmando que se afecta "nuestro patrimonio cultural”. Esto es todo un contrasentido a la palabra descolonización. Es decir, existe gente que se siente orgullosa de las atrocidades del colonialismo español como la violencia física, la explotación inhumana, o la violación de las mujeres aymaras-quechuas. O la misma construcción de esos edificios hecha con mano de obra india esclava.

Entonces, las palabras no siempre dicen la verdad, como eso de que en Bolivia gobiernan los indios. El discurso tiene una función sustancial de ocultar muchas verdades, pero a la vez tiene el sentido de autodevelar un evidente contraste con la realidad. Esa es nuestra realidad contemporánea.

Pagina Siete








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com