inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 18 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Culturales
Viva mi patria Bolivia


[2017-08-10]
ALVARO PUENTE

Hasta en el último rincón de nuestra tierra todo era desfiles, banderas y declaraciones de amor patrio. Cundían himnos y homenajes. Un fervor sublime empujó a celebrar el 6 de agosto. Al contemplarlo, me preguntaba qué celebrábamos.

Somos un pueblo que rinde culto casi religioso a los símbolos de la patria, pero valora poco, quiere poco, respeta poco a la patria de carne y hueso que nos ha tocado. Nos deshacemos en demostraciones de amor. Como si tuviéramos un resorte nos ponemos de pie solemnes cuando escuchamos los versos del himno. Se nos eriza la piel cuando vislumbramos una cinta rojo, amarillo y verde. Toda la población quisiera desfilar para demostrar que su devoción es la más grande. Amamos nuestra tierra y hasta el mapa, y lo gritamos al mundo sin empacho. Pero no rendimos culto, no demostramos amor, no nos estremecemos ante la gente, que es nuestra patria.

La patria no es lo que honramos. No es ni himno, ni bandera. No es el cemento de las ciudades ni los surcos de nuestros campos. Es el conglomerado variopinto de los que hemos nacido aquí. La patria es nuestra gente, la inmensa familia de la totalidad de los bolivianos. Tenemos aquí una morada común, tenemos símbolos que nos unen, pero la esencia de la nacionalidad es nuestra gente, con nosotros incluidos.

¿El orgullo de ser hermanos de cada uno de los pueblos que forman Bolivia tiene algún parecido con nuestro fervor patriótico? ¿Nos enorgullecen sus culturas, sus personas, sus costumbres, sus tradiciones y sus rostros? ¿Los aimaras se sienten compañeros de vida y de camino de los pobladores urbanos blancos? ¿Los moxeños hinchan el pecho por ser compatriotas de los quechuas? ¿Los guarayos no cambian por nadie a los urus? ¿Los blancos sentimos que nuestra dignidad es tan bella como la de los ayoreos?

Amamos a una patria irreal, ideal, inexistente. A la patria de verdad no la queremos tanto. Ni nuestros gobernantes quieren ni sirven a la patria auténtica. Los cocaleros se preparan para invadir las tierras de los habitantes del Tipnis, como los judíos miran las tierras de los palestinos. Chaparina y su escenario recuerdan lo que hizo sufrir la supremacía aria a los pueblos que quería arrasar. Si fuéramos iguales y nos sintiéramos iguales, tendríamos colegios de calidad similar, tendríamos hospitales parecidos y médicos tan buenos para unos como para los otros ¿Por qué no tenemos los mismos servicios y los mismos derechos? Posiblemente porque no somos tan hermanos. Posiblemente porque amamos a una patria imaginaria en la que no hay habitantes reales.









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com