inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 22 de Julio de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Culturales
Evo: democradura, dictablanda ¿y una pizca de liberalismo político?


[2017-12-14]
RUDDY ORELLANA V.
BITÁCORA DEL BÚHO

La predicción del sociólogo Juan Linz se cumplió a cabalidad. Su punzante visión advertía, con un sentido crítico, sobre esas nuevas democracias que corrían el riesgo de desvirtuarse y caer en deterioro, sobre todo, en su esencia, a la hora de probar su aplicabilidad.

“La legitimidad le da más energía a la democracia, y la eficacia del régimen contribuye a la legitimación”. El termómetro de la democracia en Latinoamérica y, con mayor énfasis en algunos países en cuestión: Venezuela, Nicaragua, Bolivia y en su momento, Argentina y Ecuador, señalan una profunda línea roja que, desde hace mucho, alerta sobre un peligroso retroceso en la forma de ejercer las libertades plenas. Los seudo demócratas han adquirido estrategias que se confunden en la bruma del descaro. Hay un empeño en socavar la democracia relativa, para substituirla por las suyas que, sin duda, pretenden ser moldeadas a imagen y semejanza del caudillo.

Entre los regímenes no democráticos, sostiene Juan Linz, algunos están basados en el poder personal con una lealtad al gobernante que no se deriva de la tradición, la ideología, la misión personal o las cualidades carismáticas, sino de la una mezcla de miedo y de recompensas a los colaboradores. El gobernante ejerce el poder sin restricciones, a su propia discreción y, sobre todo, sin verse limitado por normas o compromisos con alguna ideología o sistema de valores. Las normas y pautas de una administración burocrática son constantemente subvertidas por las decisiones personales y arbitrarias del gobernante, que no se siente obligado a justificarlas en términos ideológicos.

En Bolivia, Evo morales es en absoluto el MAS, no sus huestes, ni sus “sectores sociales”, ellos son diques de contención, filtros sociales y muros de choque, están para ser las veces de escudos y legitimar, “masivamente”, lo ilegítimo, no para debatir ni consensuar, menos para proponer soluciones abiertas. Si esencialmente fuesen el MAS, como tendría que ser en términos de partido o movimiento social inclusivo y democrático, habría alternancia de liderazgo, crítica interna, auto evaluación sin restricciones, libre albedrío y disenso, libertad de pensamiento y libertad de conciencia.

Evo es un conductor de sus masas que proyecta la acción y las órdenes que emanan de su autoridad para ser ejecutadas sin demora, antes que la razón y el análisis.

Morales, como caudillo, ha ingresado a una de las etapas más críticas de su figura totémica. Ha perdido credibilidad, favoritismo, confianza, ética y moral. Entonces se hace más vulnerable aún. Desde esa posición, tiene que adoptar una conducta autoritaria y evitar ceder el poder de forma voluntaria. Hay, pues, una aproximación a un régimen híbrido, en donde las coordenadas de un gobierno democrático se entrelazan con las de uno autoritario.

Democradura, dictablanda y casi nada de liberalismo político. Democradura, ese término incómodo acuñado por Boaventura de Sousa, porque desde hace tiempo se ha ingresado a un proceso de control social, una suerte de acaparamiento de las conciencias y voluntades de las que presagiaba con notable preocupación Octavo Paz.

El estado como administrador total de conductas y de acciones. Dictablanda, porque se pretende adoptar mecanismos que apacigüen exigencias sociales y económicas justas en circunstancias en las que también coexiste un autoritarismo subyacente y una imposición monolítica. Casi nada de liberalismo político, considerando que es una filosofía política encaminada a garantizar la libertad del individuo y el poder que reside en el pueblo como constructor de su propio destino democrático.

¿Supone alguna diferencia para el éxito de la transición a la democracia que el nuevo régimen sea presidencial o parlamentario, unitario o federal, unicameral o bicameral? Se pregunta Linz. Y las posibles respuestas las traduce en la experiencia histórica que sugiere que una democracia presidencial crea dificultades específicas en el proceso de redemocratización. Es más probable que el presidencialismo cree una situación de suma cero que el parlamentarismo, al dar considerable poder a un líder individual durante un período fijo de tiempo.

En Bolivia, el sistema presidencial tuvo y tiene condenas varias, desde la concentración de poder en manos del mandamás, hasta la creación de brazos políticos que se encargan de ejecutar trabajos por encargo.

Bolivia ha ingresado a una etapa en la que se tendrán que definir acciones frente a emociones básicas: miedo y esperanza, como sentenciaba Spinoza. Evo Morales no contempla para nada dar un paso al costado en pos de afianzar nuestra frágil democracia. más aún, su posicionamiento engorda y su retórica se hace cada vez más enfática.

Hay un afán de legitimar, metiéndole nomás, su conducta antidemocrática, buscando entre la bruma, posibles argumentos primarios que involucren a esas elites que todo lo legitiman y laboran para que lo malo parezca bueno: "No quiero, pero no puedo decepcionar a mi pueblo". Frente a esa interpretación absolutamente personal, Evo Morales habla de un “pueblo” reducido a un caballo de Troya ingresado al centro de nuestra balbuceante democracia. Desde el vientre de esa figura metafórica que es un contrasentido, salen las advertencias y la amenazas cada vez que se puede y se quiere.

Arde la democracia y, con ella, la verdadera representatividad del pueblo ejercida en los urnas el pasado 21-F y el 3-D. Este último, absolutamente vinculante, a Evo, que corrobora la soberanía enraizada en el soberano oficial. El voto del pasado 3-D refrenda por completo la inamovilidad en la defensa de la democracia y la convicción de vivir con libertades irrestrictas. Rectifica el principio de eficiencia que plantea el filósofo John Rawls: “Un sistema es eficiente cuando es imposible cambiarlo de modo que al menos una persona mejore sin que haga que al menos una pase a ocupar una posición peor.”

“Una sociedad democrática moderna no sólo se caracteriza por una pluralidad de doctrinas comprehensivas religiosas, filosóficas y morales, sino por una pluralidad de doctrinas comprehensivas incompatibles entre sí y, sin embargo, razonables. Ninguna de esas doctrinas es abrazada por los ciudadanos de un modo general. Ni debe esperarse que en un futuro previsible una de esas doctrinas, o alguna otra doctrina razonable venidera, llegará a ser abrazada por todos, o casi todos, los ciudadanos.

El liberalismo político parte del supuesto de que, a efectos políticos, una pluralidad de doctrinas comprehensivas razonables pero incompatibles es el resultado normal del ejercicio de la razón humana en el marco de las instituciones libres de un régimen democrático.”

Evo Morales, subvierte el pensamiento lógico y racional, desintegra la institucionalidad democrática. Desordena los procedimientos y los acomoda a su autoridad. Esa figura presidencialista condena al peligro latente de entronización por los siglos de los siglos, amén. Y así será, eso está sellado y sacramentado en ‘los mandamientos’ del MAS que fueron trabajados sistemáticamente desde que Evo asumió la presidencia y refrendados constantemente por ese “pueblo” que convierte lo ilícito en lícito.

El autor es comunicador social








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com