La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad
inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 30 de Octubre de 2014

Ecologia
El censo identifica 15 etnias en peligro de desaparecer


[2013-08-25]
Las amazónicas son las más vulnerables Hay ocho en estado crítico, con menos de 250 miembros. Otras aumentaron su población de forma casi inexplicable y se teme invasión de colonos. Hay críticas

25 de Agosto de 2013

Pablo Ortiz | portiz@eldeber.com.bo

El Censo de Población y Vivienda 2012 ha revelado el estado de emergencia para 15 de las 37 etnias de Bolivia. Hay 14 culturas amazónicas y una altiplánica que cuentan con menos de 1.000 habitantes y, por lo tanto, se encuentran en riesgo de desaparecer. De estas, ocho tienen menos de 250 miembros mayores de 15 años, lo cual las pone en riesgo de extinción biológica.

Los machineris, guarasugwes, tapietes, yaminahuas, muratos, pacahuaras, morés y yukis conforman el grupo de las etnias más vulnerables, con menos de 250 habitantes. La lista de emergencia se completa con los ese ejja, chipayas, canichanas, chacobos, araonas, sirionós y yuracaré-moxeños.

Dejan de ser prioridad

Ysaías Montero, sociólogo especialista en etnias que trabaja en la ONG Apoyo Para el Campesino-Indígena del Oriente Boliviano (Apcob), explica que la merma de población hace que estas culturas se vuelvan más vulnerables porque la supervivencia se les hace más difícil y desaparecen de la óptica de instituciones públicas. Por ejemplo, explica, una población de menos de 1.000 habitantes pierde ítems de profesores y de personal de salud, dejan de ser prioridad en la planificación municipal, lo que les resta oportunidades al interior de la comunidad, obligando a sus miembros a migrar a centros de mayor población, lejos de sus vivencias. Con los grupos de menos de 250 personas, la situación se complica aún más, ya que la visión se vuelve asistencialista, según Montero. Pone de ejemplo a los yukis, a los que la cooperación les llega bajo el concepto de ayuda humanitaria. A ello se suma el aislamiento geográfico de muchas de estas etnias, como los machineris, pacahuaras o los guarasugwes. Al no haber condiciones de acceso, al no contar con caminos, mucha de su movilidad depende de la navegación y a los municipios de los que dependen se les complica ofrecerles servicios.

Crecer en la escasez

Sin embargo, salvo los machineris, todas estas etnias han aumentado su población respecto al censo de 2001. Este punto llama la atención a Leonardo Tamburini, exdirector del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis), que observa que en muchos casos el aumento población ha sido exponencial. Un caso particular es el de los araonas, que en 2001 contaban con solo 112 miembros y 11 años después cuentan con 910, pese a que, según Tamburini, sus condiciones eran muy desfavorable e iban camino a la extinción biológica. En general, la mayoría de los pueblos de las llanuras entre Beni, Pando y el norte de La Paz han aumentado su población de manera casi inexplicable, con tasas de crecimiento intercensal que van desde 40% hasta el 600%. En su opinión, habrá que esperar que el Instituto Nacional de Estadística procese las preguntas sobre pertenencia etnolingüística y de lengua materna para tener una visión más cabal de estos ‘fenómenos’ inexplicables. Para Montero, el aumento poblacional tiene una explicación clara y pone en mayor riesgo a estas poblaciones: la colonización. Explica que la mayoría de estos pueblos tienen territorios consolidados y en los últimos años se han asentado en ellos grupos de colonos con la anuencia de los dirigentes indígenas. Se han casado y emparentado con los originarios con el objetivo de pertenecer a la comunidad y acceder al manejo de sus recursos naturales. “Se trata de una estrategia colonizadora: van y se asientan en territorios, se identifican como indígenas para que la comunidad tenga más recursos, pero ellos acceden al manejo de los recursos naturales del territorio”, señala.

Esta proliferación de ‘nacimientos’ ha sacado de la lista de etnias vulnerables a los baures, que de 976 pasaron a 2.319, pese a que en el cabildo de este pueblo calculan que son alrededor de 600 miembros.

Para el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia, Adolfo Chávez, hay que volver a fijarse en la seguridad del territorio indígena. Denuncia que en la zona de la frontera entre Beni, Pando y La Paz, la presión de la colonización es muy grande y que se han producido varios enfrentamientos entre indígenas y colonos que quieren asentarse.

El último de ellos se dio entre tacanas y colonos altiplánicos en Puerto Heath, hace dos semanas. Además, pide que el Estado vuelva a invertir en titulación de territorios y comunidades indígenas, ya que asegura que el Gobierno de Evo Morales no lo ha hecho.

“Evo firmó los títulos que estaban ‘dormidos’ pero después no ha invertido ni en tareas de campo, estudios de necesidades espaciales ni de gabinete”, dice. Para él, eso volverá vulnerables a más etnias





AUDIO


















 

  00:27:54 El mosaico hallado en tumba de ...
  00:04:43 Investigadores revelan los incr...
  23:40:03 Ébola en EE.UU Pentágono anunci...
  06:34:23 La trampa de Gaza...
  02:47:20 Cochabamba : Las candidatur...
  04:07:22 Delincuencia: malas y buenas not...
  15:54:31 Santa Crruz : Atentado a la bio...
  15:43:23 Potosi : La Cámara Hotelera dem...
  15:35:42 Oruro : Pese a bajas temperatur...
  15:24:35 Sucre : Sedes eliminará huevos ...
  15:18:54 La Paz : Mora del Banco Unión e...
  15:15:10 La Paz : APIA identifica défici...
 

¿Quién se quedó con el cambio?
Juan Leon Cornejo
2014-10-12
Menudencias Tras la cita dominical en las urnas y a despecho de los resultados finales de los votos de ...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com