inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 20 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Ecologia
Consecuencias de la falta de previsión


[2016-11-15]
La crisis del agua se ha agravado en los últimos días por el incremento de las horas de racionamiento en 94 barrios de la zona Sur y de la ladera Este de La Paz, que oficialmente pasó de 24 a 48 horas, y por el incumplimiento del cronograma por parte de la propia Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS). La medida, adoptada el martes de la semana pasada, obedece, según la misma empresa, a la baja de las reservas hídricas por falta de lluvias.

El racionamiento ha causado el lógico enojo de la población afectada, estimada en más de 100.000 personas, tanto por las molestias que supone la falta de agua como por el incumplimiento del cronograma que impide a las familias hacer frente a la emergencia. Hay zonas que, según denuncias de sus vecinos, están sin agua desde hace tres o más días sin que nadie le dé una razón ni noticia sobre la normalización del servicio.

Como dijimos en un primer editorial, ni EPSAS ni el Ministerio de Medio Ambiente y Agua tienen la culpa de la sequía ni de la falta de lluvias, pero sí son responsables de no haber previsto la situación actual. Y en esto tiene responsabilidad el Gobierno en su conjunto, como admitió el propio presidente Evo Morales. "Lamento mucho, la sequía nos afectó bastante en el campo como también en la ciudad, lamento mucho también (porque) en algunas ciudades y algunas regiones de áreas rurales no hemos previsto (esta situación)”, afirmó el Primer Mandatario durante la entrega de un sistema de riego en una comunidad del municipio de Sacaba, en el departamento de Cochabamba.

Elaborar al hilo planes de contingencia, cuando las lagunas ya están secas, es pretender tapar el pozo después de que se ha caído y ahogado la víctima. Si no se ha hecho antes nada para prevenir el problema, no queda otra que aplicar racionamientos, como está sucediendo en la actualidad. Los cortes, lejos de paliar la crisis, la ha agravado, porque, como ha dicho la propia EPSAS, los usuarios afectados han acudido al "excesivo acopio” de agua, lo que ha provocado "la falta de presión para llegar con el servicio a las zonas altas del área de restricción”.

La Autoridad de Fiscalización de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS), que por cierto señaló que el racionamiento no cuenta con su autorización, afirmó que EPSAS le informó sobre la compra de 10 tanques de almacenamiento, con más de 20.000 metros cúbicos de capacidad cada uno, para ubicarlos en lugares estratégicos, y la "perforación acelerada” de 10 pozos para hacer frente a la emergencia. La perforación se habría iniciado el viernes pasado. La pregunta lógica es ¿por qué EPSAS esperó tanto para llevar adelante estos planes?

Según la información disponible, el caudal de la represa de Hampaturi se redujo en un 95% debido a la sequía. La AAPS anunció que se hará el traspaso de aguas de las lagunas y vertientes cercanas para paliar la situación. ¿Recién ahora? Un reportaje de Página Siete da cuenta del panorama desolador que presenta la represa de Ajuan Khota, la mayor del sistema que incluye a Incachaca y Hampaturi. Las reservas de Incachaca llegan apenas al 8% de su capacidad y las de Hampaturi al 5%.

"En este momento es Incachaca la que está garantizando la provisión del servicio racionado para las próximas semanas. Las otras dos fuentes de agua se han reducido a su mínima expresión.

Están por debajo del 10% de su capacidad”, dijo la concejal Cecilia Chacón. Un panorama, sin lugar dudas, dramático, que podría agravarse aún más si la temporada de lluvias se sigue retrasando.

Si el problema existe es porque no hubo soluciones a tiempo, y si no hubo soluciones a tiempo, es porque las autoridades responsables del sector no cumplieron con sus obligaciones. El Gobierno es responsable no sólo de haberlos mantenido en sus puestos, sino de la falta de planificación y priorización de los servicios básicos que está obligado a garantizar. No basta proclamar que el agua es un derecho humano, que lo es, sino que era necesario hacer los más grandes esfuerzos de planificación e inversión para hacerlo efectivo.

Nadie puede alegar ignorancia o desconocimiento. Lamentablemente, muchos gobernantes hacen oídos sordos a las voces de alarma sobre el cambio climático y sobre una de sus consecuencias inmediatas, la sequía. Los pronósticos del tiempo anticipaban la actual crisis.

Harían bien en tomarse en serio dichas voces antes de que sea demasiado tarde, porque la situación no mejorará el próximo año ni los venideros.

PAGINA SIETE editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com