inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 21 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Ecologia
Las miradas ante la falta de agua


[2016-11-30]
El drama que vive la ciudad de La Paz por la falta de agua afecta todos los ámbitos de la vida de sus ciudadanos. No sólo que la cotidianidad se ve alterada por la falta del líquido vital, lo que distorsiona la normalidad de cualquier familia, sino que la incertidumbre sobre cuándo se restablecerá el flujo de este elemento vital da lugar a todo tipo de especulaciones: desde aquellas que circulan en redes sociales sobre el futuro apocalíptico de la sede de Gobierno, hasta los rumores sobre los orígenes del problema. A ello se añade el caudal de información que hace referencia a la amenaza de déficit hídrico que se cierne sobre toda la humanidad y lecciones de educación ciudadana sobre cómo vivir sin agua potable y/o cómo reciclar el poco de agua al que se tiene acceso.

En otras palabras, decir que la vida de gran parte de los paceños gira alrededor del agua en las última semanas no es exagerado: las peripecias que afrontan vecinos, empresas, restaurantes, hoteles, centros hospitalarios y otros no es una anécdota de unos pocos, como pretenden mostrar algunos medios oficiales que, en su afán de restar valor al impacto de esta crisis, sostienen que la misma afecta especialmente a los sectores más ricos y acomodados. Dicha apreciación es claramente una verdad a medias, pues si bien los barrios más lujosos se encuentran en la zona afectada por la carencia de agua, no es menos cierto que el sur es el segundo gran centro paceño, donde funcionan muchos de los hoteles, empresas y restaurantes de esta capital y donde se han desarrollado populosos barrios de clase media de escasos o limitados recursos económicos. A ello se añade que entre los casi 100 barrios afectados también se encuentran las laderas de la ciudad, que acogen a varios millares de familias también de clase media.

Por lo demás, las familias "ricas” a las que se hace mención son quienes con menos drama encaran esta crisis, pues cuentan con tanques de agua o pueden pagar cisternas particulares, sin tener que hacer colas interminables ni verse obligados a olvidar elementales principios de dignidad para contar con un poco de agua.

Pero no es solamente en estos espacios donde se ponen en duda la solidaridad y seriedad en este penoso conflicto; también es deplorable el aprovechamiento que hacen de él quienes comercian con el agua y la venden y negocian a precios inaccesibles. En este marco es loable el anuncio que han realizado algunas empresas bolivianas, que han informado que no subirán sus precios al consumidor por la alta demanda (lastimosamente, lo que hace el comerciante está fuera de todo control).

Momentos como el que vive Bolivia y específicamente La Paz, no solamente exigen de las autoridades una mejor respuesta (no ha sido posible hasta la fecha conocer un plan de contingencias y aunque nadie duda de la preocupación que aqueja a las autoridades, especialmente a quienes desde el denominado Gabinete del Agua se ocupan del conflicto, no será fácil solucionar lo que no se ha gestionado en tantos años). Todos, empresarios, medios de comunicación y ciudadanos en general, deben contribuir no únicamente a disminuir en lo posible los efectos de esta carencia elemental, sino ayudar a mostrar esta situación en su verdadera magnitud y, más importante aún, impulsar a que se responda a ella con seriedad y pertinencia.

Problemas como éste demandan el aporte de expertos, científicos y otros, independientemente de las afinidades políticas; requiere autocrítica abierta en todos los espacios, debate para repensar las estrategias relacionadas con el agua y asegurar los medios para que esté disponible para todos. Esto implica, obviamente, discutir nuestros modelos de desarrollo, pues la falta de agua no se resuelve con una temporada de lluvias ni con mejorar las redes de distribución, sino encarando planes de reforestación y control de la expansión de la frontera agrícola que hoy están descuidados.

No es esta una guerra de facciones, es un asunto esencial de calidad de vida, en la que se juega ya no el futuro, sino el presente de los bolivianos.

PAGINA SIETE editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com