La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad
inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 28 de Julio de 2014

Ecologia
La cara limpia del Choqueyapu, atractivo ecologico y turistico paceño.


[2011-11-28]
En su nacimiento, el río bendice con turismo, alimento y actividades económicas como la extracción de la turba y la ganadería

Una laguna limpia, de un azul refrescante, bajo la mirada atenta del nevado Wilamankilisani. Parece la fotografía publicitaria de una marca de agua embotellada, pero es un lugar real a 30 kilómetros de La Paz: el origen del río Choqueyapu. Claro que, en el otro extremo, en la zona de Río Abajo, nadie lo reconocería, cuando su cauce luce marrón, arrastrando plásticos y otras basuras y despidiendo un aroma poco saludable.

Aquí arriba, en la pequeña comunidad de Chacaltaya, saben lo importante que es el agua para su supervivencia y economía. Sin embargo, antes de abandonar el cañón por el que transcurre para ingresar a la urbe, el Choqueyapu ya ha perdido la transparencia de su nacimiento, donde recibe el nombre de Kaluyo.

Pampalarama es el nombre de la laguna de postal. “Pampa” significa planicie en aymara y “larama” se refiere al tono de azul, característico de este embalse natural, que los habitantes de Chacaltaya plasman en sus aguayos. Éste es el primer punto de aprovechamiento del preciado recurso a lo largo del recorrido del Choqueyapu.

“El agua es todo”, asegura Roberto Poma, chacalteño y responsable de la empresa de turismo comunitario de este lugar. Su pueblo vive gracias al río. El albergue que hay a orillas de Pampalarama, y que lleva su nombre, es el emprendimiento más reciente gracias al cual la comunidad recibe nuevos ingresos. Los turistas, en su mayoría nacionales, acuden aquí por la tranquilidad del paisaje y por su encanto, protagonizado tanto por la laguna como por el nevado, todo ello con la banda sonora del río cayendo por las rocas. Además, en el estanque se puede practicar la pesca deportiva de la trucha arcoíris, que se ha insertado también en otras aldeas de la región como Patalarama o Saitokota.

A unos metros del albergue se levanta el laboratorio para la cría de alevines pero, lamentablemente, está en desuso. La trucha de Pampalarama únicamente se pesca y se consume aquí, aunque hay todo un mercado potencial unos kilómetros abajo. Pero, como señala Roberto, hace falta más gente interesada —de la comunidad— para llevar a cabo esta actividad económica.

Siguiendo el curso del río se llega a Chacaltaya, en la que viven alrededor de 70 familias. Por el camino se ve, a ambos lados, numerosas llamas y alpacas pastando solas. ¿Dónde está la gente? La mayoría de los hombres se encuentra en la mina cooperativista de estaño que habita en lo alto de una colina. Desde que subiera el precio de este mineral a principios de año, el interés de la comunidad está centrado en la actividad minera. Incluso, hay quien ha abandonado el cultivo de la maca, que es lo único que crece en esta zona, a pesar de su alta cotización. La mina atrae más.

Las mujeres, varios niños y algunos hombres están, cerca de la comunidad, sacando provecho de los bofedales que, hasta que vuelvan las lluvias, permanecen secos. Desde el camino se ve todo el ancho del cauce de color marrón carcomido por la mano humana. En algunos lugares se levantan montones de turba; en otros, hay agua embalsada de las recientes lluvias. Algunos pedazos de tierra se levantan varios metros del suelo, porque todavía no han sido arañados en busca del preciado abono. Por en medio de todo este panorama, unas figuritas se mueven afanosamente.

Desde arriba no es fácil hacerse a la idea de cuán grande es este lugar. Al bajar y caminar por su suelo gomoso y, a veces, quebradizo, es cuando se puede tener una concepción de esta explotación de turba que ya tiene más de 25 años. “Cuando llueva, nos iremos”, dice una de las trabajadoras que empuja una pesada carretilla.

Cada temporada, el agua vuelve a formar lagunas que luego se secarán. Entonces, los hombres volverán con sus máquinas a motor construidas expresamente para ellos por los cerrajeros, para arrancarle al suelo la turba que luego, mujeres y niños, recogerán en carretillas y amontonarán. Las volquetas se llevan este material que en el invierno (época en la que se arreglan los jardines) se vende como abono en las calles de la zona Sur a 400 bolivianos la volqueta.

Río abajo, tras pasar por la comunidad Achachicala Centro, se llega a un pequeño puente que, se dice, fue construido durante el cerco a La Paz para inundar la ciudad. Atrás queda Achachicala Centro y aquí es donde el río recibe el nombre por el que se le conoce en la ciudad, Choqueyapu.

En este tramo, sobre las laderas de los cerros, es donde la gente de Chacaltaya tiene sus pequeñas tierras de cultivo. También se observa en ellos los efectos de la extracción de áridos que realizan algunos comunarios. Un poco más abajo, la Planta de Áridos San Roque, de Soboce (Sociedad Boliviana de Cemento), lleva a cabo la misma actividad pero de forma industrial. Los comunarios aseguran que sus camiones dañan el camino, pero la empresa dice que las relaciones con ellos son buenas.

De esta manera, el Choqueyapu, hasta que llega a La Paz, es aprovechado por un gran número de campesinos. Luego, su contaminación perjudica a otros miles. Periodista:Gemma Candela La Razon





AUDIO


















 

  02:47:20 Cochabamba : Las candidatur...
  04:07:22 Delincuencia: malas y buenas not...
  15:54:31 Santa Crruz : Atentado a la bio...
  15:43:23 Potosi : La Cámara Hotelera dem...
  15:35:42 Oruro : Pese a bajas temperatur...
  15:24:35 Sucre : Sedes eliminará huevos ...
  15:18:54 La Paz : Mora del Banco Unión e...
  15:15:10 La Paz : APIA identifica défici...
  15:09:56 Cochabamba : Se podrá registrar...
  15:05:47 Cochabamba : Se podrá registrar...
  14:44:16 Quillacollo : Zona de "Calvario" Vi...
  23:22:17 Sucre : Chaco exige regalías en...
 

Los datos del cens, un triunfo de la arbitrariedad
Los Tiempos
2014-07-05
Los daños que la mala labor del INE ha hecho a nuestro país son enormes y sus efectos negativos se proye...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com