inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 19 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Economia
Bolivia : Verdades de la nacionalización del gas


[2017-11-10]
WINSTON ESTREMADOIRO
BARLAMENTOS

En nota anterior hice gala de sardonia, que es mi forma de exhibir una cara adusta y otra sonriente, como en las máscaras de teatro. Me burlé de escándalos que plagan al Gobierno de Evo Morales, que muestran que la corrupción es Talón de Aquiles que echa por tierra ínfulas mesiánicas y sus pretensiones prorroguistas. Ahora me toca hablar en serio, con un tema que de tanto redoblar el tambor tiene a la mayoría del país marcando el compás.

Se trata de la nacionalización de hidrocarburos, ídolo falso de imagen sacrosanta que tiene a muchos de rodillas. Fue una simple renegociación de contratos con las petroleras, yo decía en tiempos pasados. Si bien fue cierto que mejoró la tajada de la torta para el Estado, pero a su vez logró que las palomas –léase las petroleras—volaran a otra parte o no invirtieran más.

Ante la sequía de inversiones ocasionada por la misma demagogia del Gobierno, entraron en vigencia los “costos recuperables”, los cuales no lograron abrir la billetera de las transnacionales como antes de la jeta mussoliniana de Evo al tomar militarmente los campos. Entre 2007 y 2014 llegarían a 5.424 millones de dólares (cinco mil cuatrocientos veinticuatro millones) y en el año 2014 superarían los seis mil millones de dólares; al 2017 ya pasaron tres años. ¿A cuánto ascenderán hoy?

Aparte de entendidos, ¿alguien sabe qué abarca eso de “costos recuperables? “Existe un amplio y ambiguo terreno para que las petroleras puedan demandar la devolución de esos gastos. Esta norma ha permitido su uso anómalo y abusivo”. Con el prontuario corrupto actual, tal vez serían centavos los quintos del champán con alguna modelito si añadidos a los costos recuperables.

No es magia ni ilusión mía, sino es la sexta verdad apuntada por una investigación de Diego Ayo auspiciada por la Fundación Pazos Kanki, sobre la Nacionalización de Hidrocarburos.

La primera verdad es que “el desarrollo de los campos aún está en manos de las empresas transnacionales”. Quizá eso explica la sequía de inversiones aludida anteriormente: “entre 2009 y 2013 las reservas probadas de gas se incrementaron en 0,51 TCF, de 9,94 a 10,45 TCF, a razón de 0,13 TCF por año. Este pequeño aumento se debe a actividades de desarrollo de campos que estaban en producción anteriormente y no producto de nuevas actividades exploratorias”, después de nacionalizar.

¿Antes había más exploración? Cuesta creerlo, pero la segunda verdad indica que antes de nacionalizar “había mayor exploración”, dice el estudio. “En el período 2006-2014 se perforaron 51 pozos exploratorios” y “se intervinieron 24 pozos”, total 75; entre 1997 y 2005 se perforaron 122 pozos.

La tercera verdad apunta a algo preocupante: el agotamiento de campos petroleros. A tal declinación, se añade “no se han hallado nuevos para reponer la producción, salvo los campos Dorado Oeste y Caigua descubiertos por YPFB Chaco”. Para tragar tamaña torta amarga, tómese en cuenta que “a medida que un campo declina es más difícil y costoso recuperar los hidrocarburos remanentes”; algunos pozos tienen costos de producción por encima de los precios nacionales o internacionales.

La cuarta verdad enfoca el impacto del alza del petróleo por encima de $us 100 el barril entre 2009 y 2014. Se infló el ego de un egocéntrico mandatario que manda en forma autoritaria, despreciando leyes y normas anticorrupción. “La renta petrolera se incrementó entre 2006 y 2014 de $us 1,473 millones a $us 5,489 millones”. Se malgastó en obras sobredimensionadas, hechas sin estudio y a la rápida, a menudo sobrevaluadas con “coimisión”. Bolivia sufre hoy la adicción a la droga de su mayor dependencia de países vecinos, actuales mercados de la exportación de su gas natural que ya identifican formas alternativas de suministro.

La política evista para dar empleo no es crear, sino aumentar pegas. La burocracia traba la aprobación de contratos cada vez más urgentes. Se requieren dos años entre tramitar y aprobar en la Asamblea de Levanta-Manos, perdón, Legislativa: 18 meses son para papeleo burocrático.

A ese aspecto de la política actual, sorprende la ignorancia de la gente para re-re-re-elegir al Presidente vitalicio, como en Zimbabue o Nicaragua. Como dice Noam Chomsky, ningún neoliberal por cierto, se está conduciendo “a las masas estúpidas hacia un mundo en que van a ser incapaces de comprender nada por sí mismas”. Así nos venden la moto, ¿o nos meten el dedo al poto?

El autor es antropólogo win1943@gmail.com








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com