inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 19 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Ganador
La construcción de El Batán y el poder de Evo


[2015-05-25]
Raul Peñaranda U

El hecho de que un presidente sea poderoso, que no comparta el poder ni que sus decisiones enfrenten límites muy claros, ayuda a la eficiencia. Es el caso de Evo Morales. Decidir sin mayores obstáculos hace que muchos de sus proyectos avancen y se realicen. Invitación directa, leyes aprobadas sin debate y simplemente órdenes conforman un espacio bastante más fácil, desde el punto de vista del Gobierno, que un régimen que deba negociar con el Legislativo, convencer a los representantes de la sociedad y, muchas veces, ceder.

Por eso Evo Morales pudo hacer fácilmente un teleférico que a principios de los años 90 el exalcalde Ronald MacLean fracasó en llevar adelante. Evo hizo aprobar una ley, pagó un monto ofrecido sin licitación, ordenó que se aprobaran las expropiaciones de terrenos y punto final. Tenemos el teleférico. MacLean tuvo que enfrentarse a un Concejo dividido, el Gobierno de entonces era de otro partido y no lo respaldó, y conseguir el crédito fue más complejo de lo esperado. ¿Conclusión? El modelo actual de concentración de poder demuestra su eficiencia respecto de uno en el que la democracia pone trabas y límites. ¿Cuál es mejor? A primera vista lo es aquel que le permite a la autoridad decidir sin negociar.

Pero la posibilidad de dar órdenes sin límite genera más errores que decisiones correctas. Como no hay freno a los caprichos, entonces se construyen estadios sin público, satélites sin uso, aeropuertos sin vuelos, canchas sintéticas sin jugadores, coliseos para festivales de música sin músicos y palacios de gobierno sin estética. Por cada buena decisión que toma un gobierno de manera caprichosa, asume otras tres que son erradas. En ese sentido, el presidente se ha empeñado en la construcción de El Batán, un estadio de 60.000 espectadores para Cochabamba. El estadio actual, Félix Capriles, luce con sus butacas semivacías en casi cada partido. ¿Por qué entonces se necesita un nuevo estadio? ¿Más del doble de grande del que está casi siempre vacío? ¿Es correcto gastar $us 60 millones cuando Cochabamba tiene problemas de agua potable, tratamiento de la basura, falta de áreas verdes y contaminación?

El Batán es solo uno de muchos proyectos fallidos en los que el Estado gasta millones sin justificación. Por ejemplo, construir un aeropuerto internacional en Chapare (Chimoré) es un absurdo económico de grandes proporciones. ¿Valía la pena construir la fábrica de urea justo en esa zona, tan lejos de los mercados y de los centros de abastecimiento? ¿Y era lógico instalar Papelbol en Villa Tunari, considerando la humedad de la zona? ¿Y es razonable construir un aeropuerto internacional en Copacabana? ¿Y haber botado una hermosa casa colonial para construir un mamotreto de 33 pisos para que sea el nuevo palacio del presidente?









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com