inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 18 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Ganador
Desamparo deportivo


[2015-08-05]
Hay contradicciones inexplicables en el país. Una de ellas es que el presente Gobierno es uno de los que más -o el que más- ha invertido en campos deportivos (especialmente canchas de pasto sintético y polideportivos), mientras que el país aqueja, también cada vez más, atención a sus deportistas en diversas disciplinas; mientras que en el fútbol, el "rey” de los deportes, los resultados hablan por sí mismos.

Solamente para poner ejemplos cercanos, Bolivia acaba de participar en los Juegos Panamericanos de Atletismo en Canadá, con una modesta delegación que pese a su inferioridad numérica ha obtenido al menos dos logros importantes: por un lado, la atleta Stefany Coronodo ganó una medalla de oro en marcha y Vidal Basco conquistó una de plata en la prueba de los 10.000 metros planos. Fuera de alguna repercusión mediática, este buen resultado no ha causado mayor impacto. El Ministerio de Deportes confirmó que los atletas recibirán un premio económico por estos logros. También "se analiza” la posibilidad de que la marchista paceña (ganadora de una medalla de oro) sea considerada "atleta de élite”, con lo que obtendría algunos beneficios más (aunque no se aclaró cuáles).

En medio de estos anuncios, se conoció que alguno de los pocos deportistas que integraron la delegación boliviana a los Panamericanos (como el triatlonista Álvaro Santos) no tenía ni siquiera permiso para usar la piscina olímpica en La Paz para entrenar y que se preparó y viajó con sus propios recursos.

Como él, son constantes los anuncios de deportistas bolivianos que se preparan para competencias internacionales -en las que ocasionalmente tienen éxito- con sus propios esfuerzos y recursos. Recientemente, por ejemplo, jugadores de rugby anunciaron que deben pagar para entrenarse para representar al país en los Juegos Sudamericanos 2018.

Para terminar con la lista de infortunios deportivos, en el fútbol hemos caído a los últimos lugares regionales y la corrupción en el nivel dirigencial ha hecho crisis con los principales dirigentes de este deporte sometidos a procesos judiciales y encarcelados.

Con todo, la autocrítica nacional es casi inexistente, al igual que la búsqueda de soluciones reales. Sin embargo, el presidente Evo Morales continúa entregando campos deportivos. Hace pocas semanas inauguró un estadio de 20 millones de bolivianos para 15.000 personas en Chimoré, una comunidad ubicada en el Chapare, con 20.000 habitantes. El estadio, para mayores datos, se llama "Estadio Comandante Hugo Chávez”.

El campo deportivo se suma a otro gigante como es el "Estadio Evo Morales” de Ivirgarzama (también en la zona del Chapare cochabambino) y tiene capacidad para 25.000 almas.

Para alentar la asistencia a tan importantes campos deportivos, el Presidente ofreció, además, la compra de cuatro aviones para transportar futbolistas de zonas alejadas.

¿Cómo podemos lidiar con estas inexplicables contradicciones? En Bolivia casi ningún deporte se practica de forma profesional, de manera que quienes se dedican a alguna disciplina lo hacen a su cuenta y riesgo; raramente bajo el respaldo de un equipo técnico y mucho menos en condiciones de supervivencia económica. Cuando en el mundo entero, incluso en los países vecinos, los deportistas cuentan con apoyo estatal y dedicación exclusiva para alcanzar niveles competitivos internacionales, en Bolivia el deporte es un espacio para aficionados y héroes a título personal.

Es imprescindible un mea culpa de los gobernantes bolivianos -no sólo de los dirigentes, que son un tema aparte por su grado de ineficiencia y corrupción- para entender que lo que se necesita son mejores entrenadores y más formación de niños y jóvenes, no sólo en el fútbol sino en diversos deportes. No es suficiente dar una recompensa a quienes logran una presea en un torneo ttsino establecer políticas de promoción dignas al deporte y a los deportistas. Con canchas y coliseos no se logra prácticamente nada.

Son constantes los anuncios de deportistas bolivianos que se preparan para competencias internacionales con sus propios esfuerzos y recursos.

La autocrítica nacional es casi inexistente, al igual que la búsqueda de soluciones reales. Sin embargo, el presidente Evo Morales continúa entregando campos deportivos. Pagina Siete editorial

Descripcion imagen 4







 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com