inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 19 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Mar para Bolivia
Presidente Chileno elude sistematicamente tratar demanda maritima Boliviana


[2012-01-08]
El matutino "Opinion" en acertada cronica rememora importantes acontecimientos de negociaciones y acercamientos entre Chile y Bolivia, para tratar el centenario tema maritimo, sin haber encontrado formulas concretas que visualicen pautas de solucion, desprendiendose por el contrario sistematica dilacion de la actual administracion gubernamental de Sebastian Piñera. "Opinion", destaca los hechos.

Desde el mes de julio del año 2010, las autoridades del Gobierno de Chile eluden hablar de la demanda marítima con sus pares del Gobierno boliviano, pese a que existe un documento oficial, suscrito en Santiago que compromete a abordar el tema.

Lo reveló el canciller David Choquehuanca, al ratificar la decisión del Gobierno boliviano de avanzar con una demanda contra Chile ante un Tribunal Internacional, sin que ello signifique que se excluya el diálogo directo como está comprometido en la última acta de la Comisión de Alto Nivel suscrita en la capital chilena a mediados del 2010.

ACERCAMIENTOS Explicó que en todos los eventos internacionales el Gobierno boliviano se ha acercado a las autoridades chilenas para tratar de abrir el diálogo.

“En la Celac, en Unasur y en otros espacios, donde los presidentes de Bolivia y Chile se han encontrado, ha habido estas conversaciones. Nosotros nunca nos hemos cerrado al camino del diálogo, lo vamos a mantener siempre. Mejor si lo resolvemos por el camino del diálogo, pero tampoco estamos dispuestos a esperar otros cien años”, dijo Choquehuanca.

Recordó que en julio del año 2010 se produjo la última reunión del Mecanismo de Consultas Políticas entre las Cancillerías de Bolivia y Chile. “El acta de la última reunión ha sido suscrita por ambos Estados, nosotros suscribimos el acuerdo donde dice que en las próximas y sucesivas reuniones tenemos que trabajar sobre propuestas concretas, útiles y factibles. Esa próxima reunión tenía que realizarse en noviembre del 2010 en La Paz”.

El canciller agregó que, “lamentablemente esa reunión ha sido suspendida unilateralmente por Chile. Nosotros seguimos esperando, no se ha cancelado para nada este mecanismo de consultas políticas que trabajaba este tema”.

Consultado sobre si en criterio del Gobierno boliviano, Chile debe tomar la iniciativa para reanudar esas conversaciones, el canciller Choquehuanca dijo que “ellos son los que han postergado unilateralmente, ha habido varias reuniones, por eso se encuentran el presidente Evo Morales y Piñera en Foz de Igüazú (a fines del año 2010). En esa reunión ellos deciden acelerar estas propuestas concretas, útiles y factibles, para que sea trabajado al más alto nivel por los cancilleres”.

Reveló que él mismo hizo un viaje a Chile “para recoger, para trabajar sobre las propuestas concretas útiles y factibles, pero no ha sido posible trabajar sobre estas propuestas porque Chile no las tenía”.

En febrero del 2011, visitó La Paz el Canciller de Chile… “donde deberíamos empezar a trabajar esas propuestas concretas, útiles y factibles, pero lamentablemente no hemos podido alcanzar el propio mandato de los presidentes que han dicho que se forma una comisión del más alto nivel, a la cabeza de los cancilleres para acelerar las propuestas concretas, útiles y factibles”.

Choquehuanca agregó que desde entonces se produjeron una serie de declaraciones a través de los medios de comunicación “y nosotros seguimos trabajando la preparación para una posible demanda ante una Corte Internacional”.

Señaló que “en todos estos años nosotros hemos visto una actitud de dilación de parte de las autoridades chilenas, han pasado más de cien años en los que estamos tratando nosotros, hemos tenido mucha paciencia en querer resolver mediante el diálogo, pero seguimos nosotros convencidos que sólo el camino del diálogo nos puede llevar a soluciones que pueden atender preocupaciones de ambos países”.

LA DEMANDA Consultado sobre cuándo estima que Bolivia tendrá definida para su entrega ante una Corte Internacional la demanda contra Chile por la pérdida de las costas que la unían al Océano Pacífico, el canciller respondió que “hay una Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), estos días ellos han estado trabajando, tuvieron reuniones en Argentina, están cada día acelerando su trabajo para preparar esta demanda ante los organismos internacionales”.

Se le insistió si el año 2012 será presentada esa demanda, ante lo que el canciller señaló que “hay un equipo que está trabajando. Ese equipo, seguramente, ya nos puede ayudar a establecer un cronograma sobre cuándo tiene que ser la presentación de esta demanda”.

Volverá el tema a la OEA en Cochabamba

El tema marítimo boliviano es parte de la agenda de la 42ava. Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se reunirá en la ciudad de Cochabamba del 2 al 5 de junio de este año.

La versión fue confirmada por el propio secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien estuvo esta semana en La Paz para avanzar en la organización de esa reunión.

La primera vez que la OEA emitió una resolución explícita, mediante su Consejo Permanente, sobre la demanda boliviana fue el 6 de agosto de 1975, en ocasión de la conmemoración del Sesquicentenario de Bolivia.

De allí en adelante la OEA ha escuchado y ha ratificado, mediante resoluciones expresas, la necesidad de una solución. La resolución más relevante, sin embargo, fue la resolución de la Novena Asamblea realizada en La Paz del 31 de octubre de 1979, la más contundente:

RESUELVE:

1. Recomendar a los estados (Bolivia y Chile) que inicien negociaciones encaminadas a dar a Bolivia una conexión territorial libre y soberana con el océano Pacífico. Tales negociaciones deberán tener en cuenta los derechos e intereses de las partes involucradas y podrán considerar (…) la inclusión de una zona portuaria de desarrollo multinacional integrado y, asimismo, tener en cuenta el planteamiento boliviano de no incluir compensaciones territoriales.

2. Continuar la consideración del tema “Informe sobre el problema marítimo de Bolivia” en el próximo periodo de sesiones de la Asamblea General, desarrollado en Estados Unidos.

El mar en la Constitución Política del Estado

La nueva Constitución Política del Estado, vigente desde febrero del 2009, aprobada en referendo nacional, impone que cualquier solución al diferendo marítimo debe contemplar la cualidad de soberanía. La norma constitucional al respecto está contenida en el capítulo cuarto, titulado Reivindicación Marítima:

Artículo 267:

I. El Estado boliviano declara su derecho irrenunciable e imprescriptible sobre el territorio que le de acceso al océano Pacífico y su espacio marítimo.

II. La solución efectiva al diferendo marítimo a través de medios pacíficos y el ejercicio pleno de la soberanía sobre dicho territorio constituyen objetivos permanentes e irrenunciables del Estado boliviano.

Artículo 268. El desarrollo de los intereses marítimos, fluviales y lacustres, y de la marina mercante será prioridad del Estado y su administración y protección será ejercida por la Armada boliviana, de acuerdo con la ley”.

DIREMAR En procura de una solución, el Gobierno creó la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), cuyo primer director fue el ministro de Defensa Rubén Saavedra, quien al volver al cargo en septiembre del 2011, fue sustituido por Juan Lanchipa.

El 11 de abril del 2011, en una de sus primeras acciones, la Diremar reunió, con el presidente Evo Morales, a los expresidentes Guido Vildoso, Jaime Paz, Jorge Quiroga, Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez, quienes dieron su respaldo a la iniciativa gubernamental. Posteriormente también fueron citados los excancilleres bolivianos.

Actualmente esta dirección se encuentra revisando la historia y todos los mecanismos legales junto a un equipo de abogados e historiadores bolivianos y extranjeros.

Tema marítimo: algo más de la historia reciente

El retorno al mar ha sido tema permanente en la agenda de los gobiernos bolivianos. Los presidentes René Barrientos Ortuño, Luis Adolfo Siles Salinas y Alfredo Ovando, intentaron llegar a un acuerdo entre 1964 y 1970 con el Gobierno del presidente Frei.

Ambos Estados tenían suspendidas sus relaciones diplomáticas desde el rompimiento en abril de 1962. Los gobiernos de Frei y Siles Salinas decidieron, en 1969, elevar el rango conferido a sus consulados generales en Santiago y La Paz. Chile envió a La Paz al embajador Carlos Mardones y Bolivia envió a Santiago al embajador Franz Ruck Uriburu, cónsules.

El nuevo Gobierno de Chile, en 1970, del presidente Salvador Allende recibió con beneplácito las gestiones de Ruck Uriburu. El diplomático boliviano definió al nuevo canciller de Chile, señor Clodomiro Almeyda, como: "el chileno que a mi juicio fue el mejor receptor de nuestras legítimas aspiraciones, el más sincero negociador y un verdadero amigo de Bolivia." Ruck Uriburu llegó a acuerdos preliminares que contemplaban un corredor territorial, un puerto, un enclave y el uso exclusivo de un muelle en Arica.

Las negociaciones de Ruck Uriburu y Almeyda culminaron el 13 de agosto de 1971, cuando se decidió que el presidente Allende llamaría por teléfono desde Arica al presidente Torres el día 23 de agosto de 1971, a su paso y en gira a los otros países del Grupo Andino.

En ese viaje Allende también plantearía al presidente Velasco Alvarado del Perú, la necesidad de lograr la participación y el acuerdo peruano en la solución del problema marítimo de Bolivia.

Pero el presidente Torres fue derrocado el 21 de agosto, dos días antes de la fecha convenida para la llamada telefónica de Allende, que estaba destinada a oficializar con Bolivia las negociaciones y compromisos asumidos por el Gobierno chileno.

El nuevo Gobierno de Bolivia encabezado por el general Hugo Banzer Suárez y con Mario Gutiérrez como canciller, inició a fines de 1971 nuevas gestiones ante el Gobierno de Allende, quien sin embargo fue derrocado en septiembre de 1973.

En marzo de 1974, en la transmisión de mando al nuevo presidente del Brasil, general Ernesto Geisel, se encontraron los presidentes Hugo Banzer de Bolivia y Augusto Pinochet de Chile, quienes mantuvieron conversaciones privadas en Brasilia sobre la necesidad de reanudar relaciones diplomáticas.

Banzer convocó a algunos expresidentes, excancilleres y representantes de diferentes instituciones nacionales para estudiar un planteamiento a ser presentado ante Chile. En abril de 1974, los concurrentes a la convocatoria emitieron la llamada Declaración de Cochabamba, el punto inicial establecía: "El retorno al mar es el objetivo nacional de mayor importancia que compromete por igual a todos los bolivianos".

Banzer, el 8 de febrero de 1975 restableció relaciones diplomáticas con Chile, lo que se conoció como "encuentro de Charaña", punto fronterizo donde Banzer y Pinochet firmaron el acta.

El Gobierno de Bolivia presentó a Chile el 26 de agosto de 1975 una Ayuda-Memoria de siete puntos que mencionaba la cesión a Bolivia de una costa marítima soberana más un territorio soberano de 50 kilómetros y 15 kilómetros de profundidad.

La respuesta chilena hecha pública el 19 de diciembre de 1975 especificaba en sus partes relevantes que “se funda en un arreglo de mutua conveniencia que contemplaría los intereses de ambos países y que no contendría innovación alguna a las estipulaciones del Tratado de Paz, Amistad, y Comercio, suscrito entre Chile y Bolivia, el 20 de octubre de 1904. Agregó que “se consideraría, tal como lo manifestara el excelentísimo presidente Banzer, la cesión a Bolivia de una costa marítima soberana, unida al territorio boliviano por una faja territorial, igualmente soberana."

Chile consultó al Perú, país que a su vez propuso una administración compartida de Arica, lo que fue rechazado por Chile que también rechazó la propuesta boliviana de trueque territorial, lo que llevó a Bolivia a romper relaciones el 17 de marzo de 1978.

El año 1986 el entonces canciller Guillermo Bedregal (gobierno de Víctor Paz), se reunió en varias ocasiones con el canciller chileno Jaime del Valle. La Asamblea de la OEA en Guatemala, con la resolución 816 había determinado que ambos Cancilleres se reunieran en Montevideo cuando se propuso lo que Bedregal llamó el “enfoque fresco”, que también fracasó por la oposición de jefes militares chilenos.

Los nuevos intentos se reanudaron entre el presidente Evo Morales en Bolivia y Michel Bachelet en Chile que se denominó “restablecimiento de la confianza mutua” mediante una Comisión de Alto Nivel que aprobó y debatió durante cinco años una agenda de 13 puntos que incluyó el tema marítimo.

Estas gestiones fracasaron a mediados del año 2010 cuando Bolivia consiguió que en el acta de la Comisión bilateral se incluya el compromiso del gobierno chileno para presentar una propuesta factible, de solución al problema marítimo, en la próxima reunión que debía realizarse en diciembre en La Paz y que desde entonces Chile eludió.

En marzo del 2010, el presidente Evo Morales anunció su decisión de apelar a un organismo internacional, con la demanda marítima de bolivia, y se adelantó que será en La Haya.









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com