inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 19 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Mar para Bolivia
El difícil diálogo con Chile


[2015-02-12]
Un giro sorprendente, y potencialmente positivo, ha dado la relación entre Bolivia y Chile. Los dos gobiernos anunciaron su intención de explorar la reanudación del diálogo bilateral en el marco de la denominada Agenda de los 13 puntos. Los presidentes Evo Morales y Michelle Bachelet se reunieron brevemente en Costa Rica, en ocasión de la III Cumbre de Mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y anunciaron la noticia.

En una sola cosa existe discordancia. Mientras Morales y su canciller David Choquehuanca aseguran que en el futuro diálogo estará presente el tema del mar, el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, aseguró lo contrario.

Es más, al conocerse la intención del portavoz de la causa marítima boliviana, Carlos Mesa, de visitar Chile, el canciller Muñoz adelantó que independientemente de que "tiene la libertad de circular por nuestro país”, ninguna autoridad de Gobierno lo recibirá.

Ante estas declaraciones se pronunció posteriormente el presidente boliviano, Evo Morales, quien deploró que las autoridades chilenas rechacen la inclusión del tema de la salida soberana al mar en el eventual diálogo. "Empezamos una pequeña reunión, rápida, con la Presidenta de Chile, (pero) otros de sus colaboradores dicen: No quiero diálogo. Quien rechaza el diálogo quiere decir que no tiene razón”. Con todo, Carlos Mesa insistió en que visitará Chile para socializar los argumentos de Bolivia en la querella que interpuso ante la Corte Internacional de La Haya (CIJ). Asimismo, anunció que su viaje fue coordinado con el presidente Morales, a pesar de la advertencia del canciller Muñoz. "Bachelet planteó una reapertura al diálogo entre ambos países”, señalo Mesa.

En resumen, y pese a las imprecisiones en las declaraciones (o contradicciones) de las autoridades de Chile, no se puede evaluar esta situación sin verla como un éxito boliviano. El Gobierno, que se ha mostrado renuente a cualquier diálogo, desde que en marzo de 2011 el presidente Evo Morales anunciara que llevaría el caso ante el Tribunal de La Haya, ha sido precisamente el chileno. Que ahora haya tomado la iniciativa por intermedio de la propia Presidenta -y es de esperar que las conversaciones se concreten, dada la amplia agenda de problemas que existen entre ambos países- es el cambio que Bolivia precisamente estaba esperando.

Bolivia ha desarrollado una campaña informativa internacional sobre la demanda marítima en La Haya mucho más efectiva, a juzgar por la reacción de la Cancillería chilena y la actitud defensiva de su canciller. Obviamente que en el concierto internacional, el país que es víctima, y claramente Bolivia lo es en este tema, goza de más simpatía y posibilidades comunicacionales. Para los observadores de las naciones de la región y el resto del mundo, los argumentos bolivianos suenan lógicos y razonables; esos observadores terminan seguramente preguntándose cómo es que un país que tiene 5.000 kilómetros de costa no puede ceder, ni siquiera en canje territorial, una franja de 10 kilómetros al país al que derrotó en una guerra y dejó enclaustrado desde entonces. Desde esa perspectiva, para Chile es mucho más difícil exponer sus argumentos que para Bolivia.

Más todavía si se considera que Bolivia pide solamente ante La Haya que los altos magistrados fuercen a Chile a sentarse a negociar una solución a su demanda marítima y que para ello sean retomadas las ofertas que los propios gobiernos chilenos presentaron en diversos momentos de los siglos XIX y XX.

Como se sabe, Santiago ha interpuesto un pedido para que La Haya se declare incompetente. Quizás ahora temen el rechazo de los jueces y, por tanto, que el proceso siga.

Con esa salvedad, el hecho de que los dos países puedan volver a sentarse en la misma mesa es un gran paso. Es de esperar que antes que una actitud de confrontación prevalezca la vocación al diálogo y el encuentro entre ambos países.

Bolivia ha desarrollado una muy buena campaña informativa internacional sobre la demanda marítima más coherente que la de Chile.

Sin embargo, es de esperar que antes que una actitud de confrontación, prevalezca la vocación al diálogo y el encuentro entre ambos países.

Pagina Siete editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com