inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 19 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Mar para Bolivia
Hay un antes y un después de este fallo en términos históricos


[2015-09-26]
Carlos Mesa, portavoz de Bolivia de la causa marítima

Hay un antes y un después de este fallo en términos históricos

“El fallo tiene connotaciones extraordinarias a favor de Bolivia”, afirma el expresidente Mesa. Chile sufrió una derrota “absoluta e irrevocable”, dijo.

históricos Alcides Flores / Página Siete

El fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que rechazó la excepción preliminar de Chile y se declaró competente para conocer la demanda boliviana, ha creado un escenario inmejorable para la causa boliviana.

El portavoz de la causa marítima en el contexto internacional, Carlos Mesa, explica el alcance de la decisión de la CIJ. "El contenido del fallo es extraordinariamente, categóricamente favorable a Bolivia. Hay un antes y un después de este fallo en términos históricos, no por el fallo mismo, sino por los contenidos que tiene”, dijo Mesa en una entrevista con Página Siete.

Un día después del fallo, la delegación chilena que viajó a la ONU, encabezada por la presidenta Michelle Bachelet, afirmó que el fallo de la CIJ fue una victoria para su país. No hay triunfo de ninguna naturaleza para ese país. Es una derrota absoluta, total e irrevocable. Los argumentos de Chile tergiversan de manera flagrante la intención del texto de la CIJ al afirmar que la Corte nada más y nada menos estaría desnaturalizando la demanda boliviana.

En ese contexto, el fallo de la CIJ tiene un conjunto de consideraciones categóricas en favor de Bolivia, que además transforman de manera radical el escenario previo al fallo y el escenario posterior al fallo.

Para Chile, la CIJ cambió la naturaleza de la demanda. Ese es exactamente el argumento de Chile y es incorrecto por una razón básica: en ningún tribunal –ni i nternacional, ni local, ni penal ni civil– se puede cambiar el contenido de la demanda de una de las partes, y el contenido de la demanda de Bolivia es explícito: en su primera parte la demanda dice que la CIJ declare que Chile tiene la obligación de negociar, pero ese no es el total del contenido.

La segunda parte, incorporada e inseparable, dice: "para otorgarle a Bolivia un acceso soberano al mar”. La Corte no puede modificar la demanda.

¿Qué significa que la CIJ haya establecido que en un futuro no le corresponde predeterminar el resultado de cualquier negociación entre Bolivia y Chile?

La Corte no puede predeterminar el detalle de cómo será el acceso soberano al mar. La Corte no está diciendo que solamente se ocupa de la obligatoriedad de negociar y no se ocupa del tema de otorgar un acceso soberano al mar. La Corte dice: "una vez que eso haya sido resuelto, yo no puedo predeterminar si Bolivia recibirá A, B, C o D espacio”. En consecuencia, no puede Chile afirmar que la Corte ha modificado el contenido de la demanda boliviana. ¿En esencia, qué es lo que falló la CIJ, cuáles son los elementos históricos de este fallo?

Elemento número uno: La Corte ha dicho claramente que Bolivia no basa su demanda ni directa ni indirectamente en el Tratado de 1904. Eso tiene una consecuencia jurídica fundamental que desmonta el argumento chileno de que un eventual fallo favorable a Bolivia pondría en riesgo la arquitectura internacional de tratados y las fronteras. Esto ha sido completamente desbaratado por la Corte.

Segundo elemento, y más importante, la Corte le ha dicho a Chile: "Señores, el Tratado no es el último elemento de cierre de los temas pendientes entre Bolivia y Chile. El Tratado no resolvió los problemas pendientes”. Esto es fundamental. Para Chile, el alfa y el omega de la inamovilidad de su posición era decir que el Tratado había resuelto todos los temas pendientes. Después de decirle eso, lo cual desmitifica la sacralidad del Tratado de 1904, la Corte dice: "Señores, sí hay un tema pendiente entre Chile y Bolivia”. Por lo tanto, se cae el otro argumento histórico de los últimos 40 años de Chile: "no hay ningún tema pendiente entre Chile y Bolivia.

Independientemente del fallo, aun suponiendo que el fallo fuera contrario a Bolivia, queda claro que no habrá una solución a nuestro diferendo bilateral hasta que Chile no le dé a Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico.

Tercer elemento, la Corte ha definido con claridad, que los argumentos jurídicos basados en los actos unilaterales de los Estados son argumentos que tienen un valor fundamentado para ser la base de una demanda y, en consecuencia, desmontan completamente la idea de que Chile no tiene ningún compromiso.

El fallo tiene connotaciones extraordinarias a favor de Bolivia como para que nos entrabemos en un detalle que es una manipulación descarada de la interpretación chilena.

Bolivia ha planteado un camino de un diálogo

El Presidente ha planteado ahora a Chile diálogo, pero el canciller chileno ha descartado esa posibilidad.

Bolivia ha planteado un camino de un diálogo posible para resolver bilateralmente y en buenos términos nuestra diferencia. La posición de Chile es clave ahí, porque si tú le haces una propuesta a alguien y ese alguien te rechaza ahí se termina el asunto, y ya no tiene sentido insistir cuando tienes un interlocutor tan cerrado en la posibilidad de abrir un espacio de diálogo. Lo que queda claro es la voluntad política de Bolivia de dialogar y lo que queda claro es la voluntad política de Chile de no hacerlo.

¿La estrategia boliviana de comunicación va a continuar? El trabajo que hemos hecho creo que ha dado resultados positivos. Mi impresión es que hay que establecer una estrategia de continuar una participación intensa a nivel internacional de difusión de nuestra causa con dos elementos: yo no tendré que decir "Bolivia dice que”, diré: "La Corte ha desechado el tratado de 1904” y diré que "la Corte dice que queda un tema pendiente entre Chile y Bolivia”.

¿Qué queda por hacer en lo inmediato?

Esperar primero la evaluación del propio fallo que hace nuestro equipo jurídico nacional e internacional. Después, hay que esperar hasta marzo, cuando Chile presente su contramemoria.

¿Chile puede retirarse del proceso en La Haya?

Es una posibilidad que nos coloca en la evidencia ya incontrastable de que Bolivia tiene razones fundamentadas que Chile no puede contrarrestar. El Gobierno de Bachelet va a terminar y va a venir uno nuevo y van a venir nuevas circunstancias y un nuevo contexto internacional.

Ese nuevo contexto, en el caso de que Chile se retire, tiene dos componentes: primero, que hemos ganado en la primera fase (competencia de la CIJ); y segundo, Chile, que dice respetar la institucionalidad de la CIJ y la institucionalidad internacional, la desconoce y pone en evidencia su debilidad. En consecuencia, cualquier actitud de Chile de patear el tablero va en su contra.









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com