inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 19 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Mar para Bolivia
Chile, ética e hidalguía


[2015-10-31]
Carlos G. Maldonado

Juan Pablo Cárdenas, renombrado periodista y emérito docente de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, fecundo autor de obras, premiado por la Federación de la Prensa mundial y referente internacional por la lucha en defensa de los DDHH; ganador asimismo de un particular galardón otorgado por la Organización Latinoamericana de Militares Democráticos, exhorta a su gobierno -sin ninguna aprehensión- que “ya es hora, pues, de construir lazos y empezar a sacudirse todo resabio chauvinista y patriotero acogiendo el generoso llamado boliviano a un diálogo y a una solución latinoamericanista apegada a la necesidad de consolidar una zona de paz e integración regional”.

Agrega que “hoy nos abochorna la falta de coraje de tantos políticos que en el pasado se declaraban partidarios del diálogo y la negociación con Bolivia y nuestros vecinos para hacerse después partícipes y cómplices de una estrategia insana, despectiva y profundamente contraproducente

Pero el acreditado intelectual no es solitario en su posición, “convive” hoy con un joven estrato de hombres y mujeres de letras chilenos que coinciden con su postura, sin que esto signifique “traicionar” el oficialista ideario chileno; por el contrario, expresan los mismos una verdadera visión política económica de intercambio en pro de la economía estratégica regional, pero principalmente de su propio país, ya escaso de recursos naturales.

Recordemos a Oscar Pinochet de la Barra, autor del libro “¿Chile y Bolivia, hasta cuándo?”, que aconseja conseguir que ambos países definitivamente asuman lo que denomina ¡la solución!, aludiendo audaces propuestas posibles, como un enclave excepcional para los tres países en lo que denomina “Plan trinacional de desarrollo en Arica y Tacna, la Quebrada de Camarones o la Caleta Vítor, tanto para Chile, detentador del territorio, Perú por la historia, y Bolivia por su situación geográfica, pero que nazca al “imperio de tres voluntades”, que genere progreso para los mismos y de paso se solucione el centenario problema boliviano.

Lo anterior coincide con la propuesta del reputado escritor Pedro Godoy en su libro “Chile versus Bolivia, otra mirada”, que hoy se suma a la hipótesis propuesta por intelectuales de aquel país, para la incorporación soberana de un enclave portuario a favor de Bolivia; pero no meramente distributiva, sino “creadora de riquezas para todos los involucrados, es decir todo…. menos el statu quo”, afirma Pinochet de la Barra.

Y por qué no recuperar una amplia bibliografía chilena al respecto, así por ejemplo: “El mar enterrado” de Patricio Jara, “Geografía náutica de Bolivia” de Ramón Vidal Gormaz y “Mejillones” de la joven periodista y escritora Claudia Bossay, obras que afirman en forma común, por ejemplo, que el Estado chileno en 1881 y 1886, a partir del gobierno de Domingo Santa María, se encontraba ofuscado por hacer propio el Litoral boliviano.

Lo anterior, según se desprende de la propia voz del hermano pueblo chileno, recuerda una vez más el invariable convencimiento histórico de que Bolivia jamás perdió su cualidad marítima, su soberanía costera y su consiguiente espacio oceánico; particularmente para aquellos estratos políticos y militares, que (desde la penumbra) siguen honrando la agreste doctrina de Abraham Koening, Diego Portales y Augusto Pinochet.

Hoy, Emilio Sahurie Luer, prestigioso internacionalista y emérito docente de la Universidad Católica de Valparaíso, asevera que “revisar un tratado, se entiende como volver a someterlo a examen a fin de modificarlo, pero actualmente le damos una acepción más amplia; no es solamente la modificación de un instrumento original que permanece en vigor, es también su extinción, su suspensión; para poner en su lugar un estatuto provisorio donde el Estado se someta a obligaciones diferentes de las primitivamente previstas”.

Por último, estar a la altura de los tiempos actuales ya no es sólo una opción jurídica de victoria o derrota ante instancias internacionales ajenas; es una prioridad de hermandad, madurez y racionalidad que la comunidad regional e internacional espera de sus representantes. La discusión debe darse de frente y sin pausa. Esta vez la justicia y la verdad deberán ganar a la especulación demagógica.

El autor es abogado. TITULARES Chile, ética e hidalguía Una generación que se va Leyes mal elaboradas: caso Choro Energía permanente: legado de un genio desconocido Plan para generar ingresos anuales de 20.000 millones de dólares Revistas Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 Next








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com