inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 21 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Mar para Bolivia
Un acierto diplomático compartido por Bolivia y Perú


[2016-12-07]
WALTER GUEVARA ANAYA

No se puede descartar que un pueblo pragmático como el chileno, presionado por la competencia del Ferrocarril Transoceánico, finalmente acceda a negociar con Bolivia las condiciones de un acceso soberano a un puerto libre y útil sobre el océano Pacífico. Si la diplomacia boliviana fuera bien llevada hasta lograr ese triunfo podría abrir el camino a un retorno de Evo Morales a la presidencia, después de un merecido descanso constitucional

Cuando el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) visitó Bolivia el 4 de noviembre pasado el presidente Evo Morales dejó claro que las diferencias ideológicas con su par peruano no impedirían un importantísimo acercamiento en la política internacional de los dos países.

En esa reunión se firmaron acuerdos sobre un proyecto de máxima importancia para Bolivia. El más destacado de todos fue el del Ferrocarril Transoceánico. Esperemos que esos acuerdos lleven en breve a financiamientos concretos y contratos transparentes que vayan más allá de las palabras. De ser así, un día el Ferrocarril Transoceánico vinculará el Puerto de Santos en el Brasil con el puerto peruano de Ilo sobre el océano Pacífico.

“Cada uno tiene su filosofía y prioridades. Por eso estoy aquí en un plan conciliador en mi propio país y frente a otros países. Trabajemos juntos. Respeto lo que hace Bolivia y sus prioridades, y a los hermanos países, hermano presidente,” declaró PPK en Sucre. El presidente del Perú, de padre judío polaco y madre franco suiza, permitió de muy buen grado en esa ocasión que en nombre de una brumosa ideología originaria supuestamente compartida con el Perú lo vistieran con un poncho y una montera de cuero con la que los indígenas de Tarabuco imitaron los cascos de los conquistadores españoles. Fue una trama digna de su primo materno, el famoso cineasta franco suizo Jean-Luc Godard, creador de la nueva ola.

Como buen economista PPK sabe lo mucho que el Ferrocarril Transoceánico beneficiará a la economía del sur del Perú. Su generosa apertura hacia Bolivia y su sensibilidad hacia nuestra dramática necesidad de mejorar nuestro acceso a mercados del exterior es un acierto diplomático del Perú que los bolivianos de todos los colores políticos debemos apreciar y aplaudir. Asimismo el hecho de que el presidente Evo Morales hubiera recibido con gran discreción y de la mejor manera la visita del ultra neoliberal PPK es un acierto diplomático que todos los bolivianos debemos reconocer y aplaudir más allá de cualquier diferencia ideológica o política.

Debería ser obvio que sin el apoyo pleno de los Gobiernos del Perú y del Brasil es imposible proyectar una costosa línea férrea transoceánica. El presidente Evo Morales tiene que lograr que el Brasil lo disculpe por haber dispuesto que la delegación boliviana ante las Naciones Unidas abandone ostentosamente la Asamblea General del pasado 20 de septiembre cuando el presidente Michel Temer tomó la palabra, un gesto ideológico inútil y perjudicial para Bolivia. Mejor si lo hace antes de que el presidente del Perú visite a su par del Brasil.

Si el presidente Evo Morales vence todos los obstáculos, que pueden incluir una velada oposición de Chile además de los obstáculos ideológicos generados por su propio Gobierno, y logra promover exitosamente el Ferrocarril Transoceánico, obtendrá para Bolivia enormes ventajas. En particular obtendrá ventajas claras y decisivas para nuestra relación con Chile. El Puerto de Arica perderá el casi total monopolio con el que actualmente administra el tránsito de la carga marítima boliviana.

De lograr ese resultado, la potencial amenaza que Chile decida algún día restringir a su arbitrio nuestras importaciones y exportaciones, como sucedió durante la Guerra del Chaco, desaparecerá para siempre. El norte chileno, que actualmente depende en gran medida del comercio exterior de Bolivia, se verá obligado a ofrecer condiciones más competitivas a los importadores y exportadores bolivianos.

No se puede descartar que un pueblo pragmático como el chileno, presionado por la competencia del Ferrocarril Transoceánico, finalmente acceda a negociar con Bolivia las condiciones de un acceso soberano a un puerto libre y útil sobre el océano Pacífico. Si la diplomacia boliviana fuera bien llevada hasta lograr ese triunfo podría abrir el camino a un retorno de Evo Morales a la presidencia, después de un merecido descanso constitucional.

El autor es consultor.








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com