inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 20 de Septiembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Mar para Bolivia
El juicio en La Haya avanzó cinco pasos y faltan tres más


[2017-03-23]
Prospectiva
En el marco de la prospectiva: se presenta la obligación de Chile de negociar con soberanía, ninguna obligación de negociar o simplemente negociar.

Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez Veltzé, en La Haya, sede de la CIJ.

Ivone Juárez / La Paz

La experta en derecho internacional Karen Longaric analiza el proceso y los pasos que Bolivia está dando ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde demandó al Estado chileno para que éste cumpla los compromisos asumidos durante décadas por sus diferentes gobiernos de otorgar al pueblo boliviano una salida soberana al océano Pacífico, sin tocar el Tratado de 1904.

En el marco de la prospectiva plantea tres posibles escenarios en los que podría girar el fallo de la CIJ.

"Al tener carácter reservado, los documentos aportados por Bolivia y Chile al proceso es muy difícil adelantar un análisis que permita evaluar las fortalezas jurídicas que sustentan cada una de las tesis que se debaten en la Corte Internacional. Sin embargo, con base en los datos contenidos en el fallo de la CIJ que rechaza las excepciones chilenas, emitido por la Corte el 25 de septiembre de 2015, se podrían configurar tres escenarios”, aclara Longaric.

En ese contexto plantea:

1. Que la CIJ emita un fallo favorable a Bolivia, declarando que la naturaleza de los pronunciamientos realizados por Chile en el pasado, en sentido de negociar con Bolivia una salida soberana al océano Pacífico, han generado responsabilidad jurídica para Chile y en consecuencia ese país debe negociar un acuerdo que otorgue a Bolivia acceso soberano al mar. En este escenario serán muy importantes los términos que la Corte emplee en su fallo, el cual podrá tener carácter facultativo o bien obligatorio respecto a la obligación de Chile.

2. El segundo escenario podría ser un fallo favorable a Chile, en el que la Corte declare que la naturaleza de los acuerdos, la práctica diplomática y las declaraciones realizadas no obligan a Chile a negociar un acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso soberano al mar. Este fallo sería muy negativo para Bolivia, ya que la fundamentación utilizada por nuestro país cuando rechazó la excepción planteada por Chile manifestaba, entre otras cosas, que no pedía a la CIJ que juzgue y declare que Bolivia tiene un derecho de acceso soberano al mar y tampoco solicitaba que la Corte se pronuncie sobre el estatus jurídico del Tratado de 1904, aseverando que no existe disputa respecto a la validez de dicho tratado. Chile, respaldado en un fallo favorable que niegue su obligación a negociar, podría a futuro negarse categóricamente a restaurar el diálogo que implique la salida de Bolivia al océano Pacífico con soberanía.

3. Un tercer escenario sería atendiendo y armonizando las pretensiones de ambas partes. En tal sentido, la Corte, basada en derecho y elementos de equidad, declare que la naturaleza y alcance de los acuerdos, la práctica diplomática y los pronunciamientos realizados entre Bolivia y Chile obligan a las partes a negociar un acuerdo que atienda los intereses de ambos.

"Lo cierto de todo es que no debemos adoptar una actitud exitista respecto al futuro fallo de la Corte; tanto Bolivia como Chile han afianzado sus respectivas tesis con argumentaciones jurídicas que van a ser ponderadas por la Corte, desde la óptica estrictamente jurídica del Derecho Internacional Público”, dice Longaric.

Añade que la demanda boliviana tiene como fundamento jurídico el instituto doctrinario y jurisprudencial de los actos unilaterales de los Estados, que generan efectos vinculantes.

En esa línea jurídica, Bolivia argumenta que los múltiples actos diplomáticos y pronunciamientos realizados por Chile en el pasado, en sentido de negociar una salida soberana al océano Pacífico, han surtido efectos vinculantes, lo que facultaría a Bolivia a exigir que Chile cumpla la promesa de negociar una salida soberana al mar para Bolivia. Chile niega esa obligación argumentando que no tiene asuntos pendientes con Bolivia, que el Tratado de 1904 habría zanjado todo lo concerniente a los límites territoriales.

Promisio et servanda, la propuesta del abogado Ramiro Orías

Cuando en 2000, como consultor del Ministerio de Relaciones Exteriores, desarrolló la hipótesis, prácticamente nadie le daba crédito: Bolivia podía llevar a Chile a los estrados internacionales para reclamar una salida soberana al océano Pacífico sin tocar el Tratado de 1904, sólo con los compromisos que los gobiernos de ese país habían asumido por décadas.

El abogado Ramiro Orías, experto en derecho internacional y derechos humanos, planteaba una nueva negociación jurídica internacional con Chile para acordar una salida libre y soberana al Pacífico, "tal como ese país había ofrecido formalmente en 1895, 1920, 1923, 1926, 1950, 1953, 1961, 1975 y 1987”.

13 años después, el gobierno del presidente Evo Morales tomó la propuesta y con base en ella presentó, en 2013, la demanda boliviana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que el 24 de septiembre de 2015 se declaró competente para tratar el asunto jurídico.

"Siento una enorme alegría y la satisfacción del deber cumplido con el país. Sólo la acumulación de energías, saberes y esfuerzos en torno a un objetivo común permitirán a Bolivia avanzar en nuestra reintegración marítima al océano Pacífico”, expresó a Página Siete Orías, nacido en Cochabamba, en 1965.

El abogado boliviano fue alumno de María Teresa Infante Caffi, una de los dos coagentes de Chile en La Haya, quien lo empapó de la Teoría de los Actos Unilaterales de los Estados, sobre la cual, elaboró su propuesta, que debido a su aporte al derecho internacional fue publicado en 2004 por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y en 2014 por la Universidad Complutense de Madrid, España.

Agente ante La Haya y Vocero:

La solidez de la demanda obligará a Chile a negociar

¿Cuál será el resultado de la demanda que Bolivia interpuso contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)? Es difícil arrancar las respuestas al agente de Bolivia ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, y al vocero de la Causa Maríti ma, Carlos Mesa, los dos exjefes de Estado a los que el presidente Evo Morales encomendó la misión de defender los argumentos bolivianos ante la CIJ y ante la comunidad internacional.

Sin embargo, ambos, por separado, aseguran que la demanda boliviana es "sólida” y una "prueba inequívoca” de la obligación del Estado chileno a negociar con Bolivia para otorgarle un acceso soberano al mar sin tocar el Tratado de 1904, pero apelando a los compromisos que los gobiernos de ese Estado asumieron con el boliviano durante décadas.

"Bolivia considera que su caso es sólido y ha sido debidamente presentado y respaldado”, asegura Rodríguez. "Si nos atenemos a los argumentos estrictamente jurídicos, estoy convencido de que nuestra demanda prueba inequívocamente la obligación jurídica que tiene Chile de negociar con Bolivia para otorgarle un acceso soberano al mar”, expresa Mesa.

La demanda boliviana está basada en un nuevo principio jurídico del derecho internacional: el promisio et servanda (toda promesa se debe cumplir), que indica que los compromisos asumidos por los Estados deben cumplirse.

"Bolivia ha demandado a Chile ante la Corte Internacional de Justicia por la ‘obligación de negociar’ un acceso soberano al Océano Pacífico, obligación que nace de una serie de actos unilaterales, compromisos y práctica diplomática cuyos efectos jurídicos resultan vinculantes conforme al derecho internacional y los precedentes establecidos por la misma Corte y otros Tribunales internacionales”, explica el Agente.

Remarca que esa información se encuentra en reserva. "El Reglamento de la Corte prevé que el contenido de los alegatos escritos y de los anexos presentados como pruebas se mantienen en reserva hasta la apertura de las audiencias orales, razón por la que no es posible dar a conocer todavía los alcances de la Memoria y Réplica presentados por Bolivia o la Contramemoria chilena”, dice.

Sin embargo, se conoce que se trata de notas diplomáticas, correspondencia ministerial intercambiada e informaciónsobre el "Abrazo de Charaña” de 1975, cuando los presidentes de facto de Bolivia y Chile de entonces, Hugo Banzer y Augusto Pinochet, respectivamente, sucribieron la Declaración de Charaña que reafirma el compromiso chileno de dar a Bolivia una salida al mar.

Pero al ser la promisio et servanda un principio nuevo del derecho internacional, ¿cuáles son las posibilidades de que la CIJ pueda fallar a favor de Bolivia?, ¿el Tribunal ya falló en algún caso similar?, ¿cuántos de los vocales son proclives a este nuevo principio?

El expresidente Carlos Mesa responde que este principio es considerado cada vez con mayor frecuencia en los últimos años y que la CIJ ya atendió casos al respecto. "Por supuesto, es algo que la CIJ ya ha tenido en sus manos en anteriores oportunidades”, dice.

Rodríguez Veltzé confirma el dato. "La Corte ha conocido casos en los que se han decidido controversias con base en algunos aspectos del derecho internacional y precedentes invocados por Bolivia”, dice.

Bolivia y el mar

1825 Bolivia se independiza y en su territorio se contempla el acceso soberano al océano Pacífico.

1886 El 10 de agosto los países de Bolivia y Chile delimitan su frontera en el paralelo 24°.

1874El 6 de agosto la República de Chile ratifica sus límites con Bolivia en el paralelo 24°.

1879 El 14 de febrero tropas chilenas invaden el territorio boliviano de Antofagasta.

1884 El 4 de abril se firma el Pacto de Tregua entre Bolivia y Chile bajo ocupación militar chilena.

1904 El 20 de octubre se firma, bajo presión chilena, el Tratado de Paz y Amistad.

1950 El 1 y 20 de junio Bolivia y Chile se obligan a iniciar una negociación para una salida soberana al Pacífico. 1975 El 8 de febrero se firma la Declaración de Charaña que reafirma el compromiso chileno de dar a Bolivia salida al mar.

1979 El 31 de octubre la OEA declara de interés hemisférico encontrar para Bolivia un acceso soberano y útil al mar.

1983 El 18 de noviembre la OEA aprueba la Resolución 686 con voto chileno y exhorta a ese país a negociar.

1987 El 9 de junio Chile niega sus compromisos y rechaza conceder a Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico. 2006 El 17 de junio Bolivia y Chile acuerdan la Agenda de 13 puntos, que en el sexto contempla el tema marítimo.

2010 En noviembre Chile interrumpe el diálogo bilateral negando la existencia de asuntos pendientes con Bolivia.

2011El 23 de marzo el presidente Evo Morales anuncia que Bolivia acudirá a tribunales internacionales.

2013 El 24 de abril Bolivia presenta su demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

2015 El 4 y 8 de mayo se desarrolla en los estrados de la Corte la ronda de alegatos orales entre Bolivia y Chile.

2015 El 24 de septiembre la Corte rechaza la objeción de Chile y se declara competente para atender la demanda.

2017 El 21 de marzo Bolivia presenta la réplica de su demanda ante la Corte. (Fuente: Ministerio de Comunicación de Bolivia)









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com