inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 17 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Personaje
Abigail, víctima del salvajismo


[2016-12-16]
El brutal asesinato de la niña Abigail a manos de su padre y su madrastra ha conmocionado a la sociedad boliviana. Con apenas siete años, la menor sufrió letales quemaduras y golpes producto de un hecho de violencia que revela el grado de inconsciencia al que pueden llegar las personas y la prevalencia del fenómeno de los infanticidios en Bolivia. El caso Abigail no es una excepción ni es producto del azar. Surge en una sociedad que tiene profundos problemas no resueltos, especialmente respecto del trato que los mayores damos a los niños.

Discriminados, abusados, abandonados, olvidados y golpeados. Los niños en Bolivia son maltratados por una sociedad que todavía no aprende el valor que tienen aquellos ciudadanos que hoy dependen de los mayores. Cualquier extranjero que visita nuestro país se sorprende por lo mal que se trata a nuestra niñez. Basta ver las calles de las principales ciudades para constatar la pobreza en la que viven miles de niños bolivianos.

El grado mayor del abuso hacia los infantes es el asesinato. Bolivia también bate tristes récords en esta materia. Desde enero hasta la fecha, 34 niños fueron asesinados a manos de familiares tan salvajes como los padres de Abigail. Según un informe de la Fiscalía General del Estado, La Paz tiene 15 casos; Oruro, 8; Santa Cruz, 4; Cochabamba, 3; Tarija, 3 y Chuquisaca, 1. En Potosí, Pando y Beni no se registraron casos. Hace falta establecer una política criminal en el país que tome en cuenta medidas de protección y prevención de este tipo de delitos, y no solamente los tradicionales mecanismos punitivos. La normativa legal sanciona con la pena de 30 años de privación de libertad sin derecho a indulto a quien mate a un niño desde su nacimiento hasta sus 12 años.

Pero no se trata solo de leyes y sanciones, sino de una cultura muy arraigada en ciertos sectores sociales que lleva a considerar a los niños como ciudadanos de segunda clase. La cadena que lleva de los golpes al asesinato se sostiene en la creencia popular de que para educar mejor a un niño hay que utilizar la violencia. Nada más lejano de la verdad. Todos los estudios científicos alertan que la violencia genera personas violentas ineludiblemente. La firmeza en la educación debe fundamentarse en el ejemplo y la palabra firme que pone límites razonables a las acciones de los seres humanos. Ojalá que el caso Abigail nos permita reflexionar como sociedad sobre qué estamos haciendo con nuestros niños

EL DEBER editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com