inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 17 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Personaje
Jueces por sorteo


[2017-04-05]
Marcelo Arequipa Azurduy

Nos encontramos a meses de renovar el Órgano Judicial en Bolivia y dado que preferimos aplicar una forma de elección poco usual en el mundo, al respecto creo que es tiempo prudente para plantear algo desde la teoría política, que podría servir para remediar aquellas fallas de origen estructural que quedó en evidencia la última elección de magistrados en nuestro país.

Salta a la vista los últimos años las críticas que giran en torno a la administración de justicia que tenemos. Es tan importante esto que me animaría a decir que si hay algo que hoy nos une, aparte de la reivindicación marítima, es también la preocupación por darle seguridad y confianza al ciudadano de que en caso que tenga que ver con la justicia, no será esto sinónimo de presidio inmediato.

En un tiempo anterior a que las sociedades elijan sus autoridades mediante el voto, funcionaba una lógica distinta que era determinada por el sorteo, entendido como la máxima expresión democrática y garantía de horizontalidad entre los ciudadanos, y no estoy hablando de que esto se haya practicado por unas cuantas décadas, sino que va desde la Atenas clásica hasta la Edad Media, con el ejemplo de Venecia o Florencia, donde se practicaba el sorteo como forma de elección.

En concreto: el sorteo consiste en generar algunos filtros previos para garantizar, primero, que los mejores sean elegidos, segundo, que todos tengan la posibilidad de candidatear. Algo muy importante es que aquellos que se animen a buscar ser elegidos se manejen bajo el principio aristotélico del buen ciudadano-buen gobernante: saber y ser consciente que un día puedes gobernar pero que al día siguiente serás gobernado.

Un crítico contra el sorteo diría que éste elige a cualquier ciudadano, incluso si no tiene aptitudes para el cargo, pero es que justamente si aquellos que se someten al sorteo saben que lo que hagan será controlado por la sociedad y las instituciones, entonces se podría establecer un primer filtro para alejar a los malos elementos.

Bernard Manin, en su ya más que importante trabajo titulado Los principios del gobierno representativo, rescata y analiza el sorteo diciéndonos a nosotros, criados bajo la lógica del voto en las elecciones, que eso que hacemos es la forma más oligárquica/aristocrática frente al sorteo, que es mucho más democrático. Porque en la primera las campañas y los candidatos no compiten en igualdad de condiciones, por ejemplo.

En lo práctico, quisiera proponer el sorteo para la elección de nuestras autoridades judiciales mediante las siguientes alternativas:

Primero, se selecciona mediante méritos a quienes se postulan.

Segundo, podríamos poner en una bolsa común aquellos que superen la etapa de la evaluación de méritos y elegirlos en acto público en el Órgano Legislativo, despejando dudas de si los elegidos guardan tendencia pro gubernamental.

Tercero, aquellos que superen la etapa de méritos van a elección por voto (como en Florencia, en el inicio del Renacimiento) y entre los más votados se los introduce en una bolsa y se repite el segundo paso.

Por si siguen pensando que esto del sorteo es cuestión de unos cuantos griegos, pondré por delante a dos viejos conocidos: primero a Montesquieu, porque decía que el sorteo es propio de la democracia, mientras que la elección es de la aristocracia. El sorteo es una forma de elección que no ofende a nadie porque cada ciudadano puede tener una expectativa razonable de servir a la patria. En esto último Rousseau también estaba de acuerdo.

Finalmente, en el caso del Poder Judicial no es necesario hablar de legitimidad en la medida en que un gobernante la necesita, sino deberíamos pensar en otro tipo de orientación de este concepto, entendido en dar garantía de confianza y seguridad a los ciudadanos. El sorteo, sin duda, podría ayudar a construir - repito- ese lazo de confianza y seguridad que tanto nos hace falta a oficialismo, oposición y a nosotros como ciudadanos en general.

Marcelo Arequipa Azurduy es politólogo y docente universitario.








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com