inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 21 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Sociales
El buen ciudadano


[2016-07-25]
Sin ánimo de moralina ni de ingenuidad, es fácil advertir que estamos viviendo tiempos de difícil convivencia ciudadana. Un poco -esto que se vive como una cierta descomposición social, confrontación de valores y poco interés por el bien común- se debe a un crecimiento descontrolado de las ciudades, que hace que las oportunidades laborares y de inclusión social sean menores, pero también que se distancien las relaciones entre unos y otros, volviéndose ese "otro” en alguien de quien temer o desconfiar.

Por eso, ciudadanos como Kemel Aid, recientemente fallecido por intentar ayudar a una mujer que estaba siendo víctima de violencia por parte de su pareja, no sólo es de lamentar, sino sobre todo de admirar. Aid de quien se conocían virtudes de empatía con los demás, fue, además, acusado de homicidio, en un paradójico ejemplo de lo que "cuesta” ayudar a otro/otra.

No es que no existan personas como Kemel Aid hoy en día. Afortunadamente, a pesar que las sociedades actuales se muestran cada vez más individualistas y competitivas, cada vez más sectarias y corporativas, en Bolivia todavía se valora al buen vecino, a la persona solidaria. Y eso lo hemos presenciado recientemente con el apoyo permanente, voluntario y desinteresado con que contó el grupo de discapacitados en su vigilia. Sin embargo, junto con esos rasgos -o más bien a pesar de ellos- hay una naturalización de la violencia y la polarización, que es verdaderamente desalentadora.

Justamente la escena en la que Aid con su hijo decidieron intervenir es uno de estos ejemplos que de tan cotidianos se han convertido en "aceptables”: la violencia contra la mujer. El agresor de la joven que Aid intentó defender no escapó al ser sorprendido golpeando a su pareja; quiso más bien vengar la intromisión, la vulneración a lo que seguramente consideraba una atribución personal. La agredida, por su parte, no reaccionó agradeciendo a su salvador, sino encubriendo a su verdugo; seguramente ante el convencimiento de que "así son las cosas”.

Son tiempos difíciles para el buen ejercicio de la ciudadanía: es difícil defender al otro ante la injusticia, es difícil abogar por el bien común (o móviles como el medio ambiente) sin ser estigmatizado, es hasta peligroso expresar opiniones que interpelen a las autoridades -que debería ser una obligación ciudadana-; y de exigir derechos, ni hablar.

Eso es lo que hace a personas como Kemel Aid una suerte de mártires de una causa cada vez más abandonada. La ciudadanía inerme es un rasgo que nos toca vivir y esta es una factura por la que, en algún momento, tendrán que responder los actuales líderes del país.

PAGINA SIETE editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com