inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 21 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Sociales
El MAS llega a su congreso convertido en menos


[2016-12-13]
Mery Vaca
Tábano

Nadie niega que el Movimiento al Socialismo (MAS) es el partido político más grande de Bolivia y, a fuerza de permanecer más de 10 años en el poder, también se ha convertido en un partido tradicional, como aquellos a los que critica por ser prebendales, corruptos, cuoteadores, burócratas y alejados del ciudadano.

El mismo Álvaro García Linera, al anunciar su decisión de no postular a la Vicepresidencia, hizo una radiografía que, pese al maquillaje de palabras, resulta certera. Ha señalado que el Gobierno y, en consecuencia su partido, está viviendo una contraola, una especie de reflujo que implica "un repliegue al administrativismo, al burocratismo y al individualismo”.

Leyendo entre líneas se puede encontrar una autocrítica acerca de lo que se ha convertido el partido oficialista, que en medio de ese burocratismo ha entrado en un peligroso estado de inoperancia y de tanto individualismo ha terminado cediendo ante la corrupción y a las mieles del poder.

Del MAS que el 2005 hizo historia ganando las elecciones con más del 50% de los votos queda muy poco. Tal vez aún preserva el porcentaje mágico que le permitirá ganar las próximas elecciones (dependiendo del candidato), pero ahora carece de la ética y la fuerza revolucionaria que quería cambiarlo todo para el bien de los más necesitados.

El partido del presidente Evo Morales se ha convertido en todo aquello que criticaba. Las pugnas internas son tan evidentes que la administración del poder ha quedado partida en dos: los garcíalineristas y los choquehuanquistas. El cuoteo partidario del pasado ahora beneficia a esos dos bandos y a los movimientos sociales, que se reparten el gigantesco aparato estatal sin rubor, incluyendo a los amigos y familiares. El único que está por encima de los bandos en conflicto es el presidente Evo Morales. Por eso, el MAS insiste en que sea su candidato presidencial, porque, de lo contrario, las divisiones internas acabarían enterrando al partido.

La corrupción ha penetrado en diversos niveles de la administración pública y la prueba son las obras que se caen; los puestos militares que se pagan, pero que no se construyen; los fondos de los indígenas que van a parar a cuentas particulares; y los diezmos que se cobran por tal o cual adjudicación, y que los contratistas temen denunciar por no perder sus contratos.

El prebendalismo es el mecanismo para mantener a raya a los movimientos sociales, a cuyos dirigentes el Gobierno financia viajes al extranjero, regala sedes sociales y entrega flamantes vehículos.

Los militantes del partido que, a su vez, son los funcionarios de un enorme aparato público, se han convertido en una burocracia que no es capaz de garantizar ni si quiera el agua para sus ciudadanos.

Frente a ese escenario, el caudillo del partido es el que centraliza las decisiones grandes y pequeñas del Estado, pero a la vez, cuando se le consulta sobre uno y otro tema, responde que "no sabía”.

Ese es el nuevo MAS, el partido del que García Linera ya no quiere ser candidato a la Vicepresidencia o, al menos eso es lo que dice. Ese es el estado de descomposición en el que se encuentra el partido que esta semana debatirá cómo prorrogar a Evo Morales en el poder y analizará el golpe de timón que se avecina en el gabinete ministerial.

Los ciudadanos institucionalistas no están invitados a esa cita, pero podrán observar desde el palco el espectáculo que se levantará en Montero, sede del congreso, donde Evo Morales será proclamado como único y eterno candidato presidencial, pese a haber perdido el referendo del 21 de febrero.

El MAS, tal como está, es menos. Frente a este escenario y con el fin de garantizar su propia existencia, el partido oficialista debería tomar distancia del poder o, mejor, debería cumplir la Constitución y escoger a otro candidato para las elecciones de 2019 con el fin de oxigenarse, desburocratizarse y limpiar sus estructuras internas para volver cuando el país y las leyes se lo permitan.

Mery Vaca es periodista.
Twitter: @meryvaca








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com