inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 19 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Sociales
La intolerancia está de moda


[2017-02-11]
Los excesos de Stephen Bannon -el radical ultraderechista, asesor, estratega de campaña de Donald Trump y actualmente uno de los hombres más poderosos de Washington- con relación a los medios, a las minorías, a los musulmanes y a las mujeres, no son una anécdota más. Para conocer mejor la visión de mundo que tiene Bannon vale la pena revisar el sitio de noticias y opinión "Breitbart”, un medio declarado de ultraderecha, que nunca ocultó sus posiciones racistas, del cual Bannon fue "presidente ejecutivo” desde 2012 hasta 2016, y donde él mismo escribía.

Pero así como Bannon ha decidido defender públicamente sus innobles valores, que atacan sin escrúpulos a diversos colectivos en uno de los países más importantes del mundo; en otra de estas grandes potencias se dan pasos en similar sentido: hace unos días, el Gobierno ruso ha promulgado una ley que despenaliza la violencia doméstica en los casos en los que no cause lesiones o se produzca de manera no continuada. Lo que antes se castigaba con penas de cárcel ahora se pagará con multas de hasta 500 euros, sanciones administrativas o breves arrestos. Como se comentó en las redes, Rusia podría ser un "paraíso machista”.

El proyecto de ley, por ahora aprobado preliminarmente en el parlamento ruso, fue introducido paradójicamente por una mujer, la congresista conservadora Yelena Mizulina, quien también está en contra de los derechos homosexuales y quien considera que castigar a los hombres violentos "atenta contra a unidad de la familia”. La adopción de la ley augura otras iniciativas legislativas de tendencia ultraconservadora, en un país donde la Iglesia ortodoxa va ganando influencia y donde entre 12.000 y 14.000 mujeres mueren todos los años a manos de sus parejas, según datos difundidos por el Ministerio de Interior ruso.

El retroceso que implican decisiones como las que piensa implementar el gobierno de Vladimir Putin en Rusia es imposible de dimensionar y será un aspecto sobre el que deban rendir cuentas los legisladores que lo impulsan, pero, tanto el ejemplo ruso como el norteamericano nos muestran cómo las expresiones abiertas de odio, discriminación e intolerancia están siendo naturalizadas con el aval de los gobernantes.

Esto no sólo cobra una factura a la sociedad que sufre las consecuencias de estas agresiones –como lo vemos con la ley antimigratoria en EEUU o el potencial riesgo para cualquier mujer rusa en lo sucesivo- sino en el tejido social, que tiene como referente a gobernantes dispuestos a barrer con principios universales que nunca lograron pacificar al mundo, pero que al menos lo dotaron de un imprescindible humanismo.

PAGINA SIETE editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com