inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 20 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Sociales
La responsabilidad con los niños


[2017-05-24]
Prácticamente todos los días, una niña o niño boliviano muere en manos de familiares o conocidos luego de haber sufrido agresiones y vejámenes sexuales. Como si no bastase el contexto de precariedades en que se desenvuelve la niñez de este país en materia de salud y educación, su sagrado derecho a la vida y a la seguridad son puestos en riesgo diariamente precisamente en el lugar donde debieran ser precautelados: el hogar.

Esta semana, una bebé de un año y nueve meses, que fue dejada por su mamá en poder del padrastro y el padre de éste, fue asesinada luego de haber sido despiadadamente abusada sexualmente. Los individuos están detenidos, serán juzgados y seguramente sentenciados, pero ésta es, nada más, la parte rutinaria del drama. Para el por qué y el después no existen respuestas.

A diario, y con iguales o parecidas dosis de crueldad, se registran casos como éste. Generalmente los responsables son detenidos y procesados, pues son parte del entorno íntimo de la víctima, con lo que la labor policial y de la justicia estaría cumplida, pero ¿es todo lo que se puede hacer?

Hace dos semanas, Página Siete publicó un reporte que señala que solamente entre fines de abril y principios de mayo, en 22 días, llegaron ante las autoridades 25 denuncias de niñas y niños abusados sexualmente. La mayoría eran, por supuesto, niñas, y aunque no todas las víctimas perdieron la vida durante la agresión, muchas sí lo hicieron y las que no, quedan con imborrables secuelas que las acompañarán para siempre.

Esta cifra espeluznante es incompleta, pues los abusos sexuales frecuentemente no son denunciados sino hasta que, por alguna razón, exceden en su gravedad y en sus consecuencias: la cifra es mayor.

Hace un par de días, en La Paz, un guardia municipal fue encontrado tocando e intentando violar de una adolescente de 17 años y de una niña de 11 en un albergue transitorio. Ambas niñas habían sido rescatadas de un caso de trata y tráfico, y estaban siendo acogidas en el albergue cuando sucedió el abuso. A raíz del suceso, el gobierno municipal de La Paz decidió que no habrá personal masculino en ninguna de estas reparticiones. ¿Es suficiente esta medida?

Es difícil saberlo. Aunque sin duda la ausencia de varones termina disminuyendo las posibilidades de abusos sexuales, pese a que dentro de los albergues los potenciales victimadores no tengan pisada, fuera de ellos, todo pariente, amigo, novio e incluso padre puede ser un agresor.

Este es un punto importante en este debate: algo estamos haciendo mal si una mitad de la sociedad debe vivir teniendo temor de la otra mitad. ¿Hemos llegado al punto en que los hombres (padres, tíos, hermanos, amigos) no puedan compartir el cuidado de la familia no sólo porque el modelo patriarcal ha designado a la mujer como única responsable de estas labores, sino porque son esencialmente la fuente del peligro mismo?

Esto es, desde todo punto de vista, inaceptable. Y nos debe llamar, como sociedad, a la más sincera reflexión. No se trata en este caso de leyes, sanciones ni acción policial. No se soluciona con penas de muerte ni castración química, ni evitando que hombres trabajen donde haya niños o, finalmente, considerando a todo varón como potencial verdugo. Esto atenta contra todo proyecto de sociedad democrática y no es vía de solución.

Sin embargo, debemos encontrar mecanismos para que los niños y niñas bolivianos sean efectivamente cuidados y protegidos por sus mayores, hombres y mujeres, en sus derechos e integridad.

En momentos como este se reclama del Estado, del Gobierno, acciones y medidas "aleccionadoras”, pero las pruebas muestran que no es con cárcel o muerte que se avanza. Es necesario sensibilizarnos, realmente, con los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Ahora que se está convocando a la sociedad a pronunciarse en contra de la despenalización del aborto, para "proteger la vida”, es conveniente que nos acordemos de estos niños y niñas, de estas vidas, que a ritmo de más de una por día, se pierden en los hogares bolivianos.

Se trata de encontrar mecanismos para que los niños y niñas sean efectivamente cuidados y protegidos por sus mayores, sean hombres o mujeres.

Generalmente, los responsables son detenidos y procesados, con lo que la labor policial y de la justicia estaría cumplida pero, ¿es todo lo que se puede hacer?

PAGINA SIETE editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com