inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 20 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Sociales
El Gobierno de la insignificancia aparente


[2017-10-15]
Maggy Talavera

Cada día es más evidente el menosprecio con el que la cúpula del Gobierno trata a los que dice representar: el pueblo boliviano. Ya no se preocupa de guardar las formas, menos de evitar llegar a extremos que revelan su lado más oscuro. Se atreve a ello, segura de que no hay otro poder mayor al que ella ostenta. Así parece comprobarse con lo vivido en el país en los últimos 11 años: esa cúpula ha hecho lo que bien le ha venido en gana, sin la obligación de rendir cuentas o de resarcir daños. Todo ha sido justificado “en nombre del pueblo” y de un llamado proceso de cambio que está lejos de beneficiar a todos.

Por eso no extraña, aunque espante, escuchar afirmaciones como la hecha hace poco por el exministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, sobre el desfalco millonario en el banco Unión. Según él, es “insignificante” el robo de 37 a 43 millones de bolivianos en el banco que depende del Gobierno. ¿Insignificante una cifra de ocho dígitos para un país al que le falta dinero para cubrir las necesidades básicas de su gente? ¿Insignificante esos millones de bolivianos en una sociedad que en pleno siglo XXI sigue viendo morir de hambre a sus niños o de parto a sus mujeres? ¿Son poca cosa para un Estado al que no le alcanzan sus ingresos para asegurar educación a toda su población infanto-juvenil? Que lo diga Arce es, además, paradójico. Hace solo unos meses se mostraba quejumbroso ante una grave enfermedad que le fue detectada por médicos bolivianos, a la que decidió enfrentar en Brasil, a mayor costo, pero seguro de contar con ayuda extra de la campaña iniciada por el presidente Morales para recaudar fondos a su favor. "Así son nuestros ministros, no tiene plata para hacerse el tratamiento. (Arce) vino a informarme que estaba vendiendo su departamento y hemos aportado para ayudarlo”, contó Morales. ¿Y aun así Arce dice ahora que 37 o 43 millones de bolivianos son “insignificantes”? Como dice ‘Fede’ Morón, habrá que preguntar a Arce si sabe cuántas quimioterapias cubre esa suma millonaria. Tal vez así podrá reconocer que esos millones sí son significativos. Podría dedicar esta columna solo a graficar lo importante que son esos millones en salud y educación, y me quedaría corta. Solo largo un dato: alcanzaría para la atención gratuita de casi la mitad de los enfermos de cáncer durante un año. O para cubrir más de 80.000 quimioterapias, tomando como promedio 3.500 bolivianos por quimio (suele costar más, sin considerar otros medicamentos que demanda el combate al cáncer). O para dotar de equipos necesarios a los principales hospitales del país, hoy desprovistos de los mismos, lo que obliga a los enfermos a trasladarse a Santa Cruz o La Paz, o a resignarse a morir. En resumen: queda clarísimo que no es una cifra “insignificante”. Todo lo contrario.

Pero la afirmación del exministro y lo sucedido en el banco Unión revelan mucho más que un despropósito o un crimen aislado como el mismo Arce quiere hacer pasar a un hecho que sí es corrupción y sí es profundamente significativo. Es una muestra más de lo que Diego Ayo ha dado en llamar “modelo vicioso de gestión pública”, cuyo resultado no es otro que la corrupción, no como algo inesperado, sino como algo inevitable e inherente a ese también llamado “antimodelo de gestión pública”. El desfalco en el banco Unión solo ha sido posible gracias a ese modelo vicioso, en el que las fallas de controles técnico y de criterio son un denominador común y no la excepción. Un modelo que ha “democratizado la corrupción” y al que no le faltan respaldos en la retórica oficial y de facto, como bien lo prueba hoy la afirmación de Arce y lo puede venir de la mano de ASFI, Ministerio Público y Poder Judicial. A tomar nota.

En otras palabras: el desfalco en el banco Unión no es insignificante; lo que este revela es más bien la insignificancia aparente de hechos de corrupción como el descubierto tras este nuevo escándalo. Una apariencia que importa al exministro, cómo no, considerando que de su despacho dependía el control y fiscalización directa de las operaciones del banco Unión. Arce dejó el ministerio en julio de este año. El robo en el banco Unión se inició al menos a fines de 2016. ¿Será que la verdad saldrá a luz? ¿Purgarán penas todos los responsables? ¿Quién aclarará la abismal diferencia de cifras? ¿Forzarán una verdad aparente para cubrir el desfalco con la póliza del seguro?









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com