inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 18 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Tu Reportaje
Fallo histórico y la necesidad de dialogar


[2015-09-27]
Como ya se ha señalado en este mismo espacio, el reciente fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) es uno de los triunfos diplomáticos y políticos más importantes obtenidos por Bolivia en décadas. Que este Tribunal Internacional de Justicia haya resuelto que es competente para analizar la demanda boliviana contra Chile, implica que el país tendrá la oportunidad de hacer escuchar su voz ante sus jueces y, eventualmente, si se ganara ese proceso, forzar al vecino país a negociar, de buena fe, una solución al enclaustramiento boliviano.

Uno de los aspectos más importantes del dictamen es que señala que el Tratado de 1904 no zanjó la mediterraneidad boliviana. Ese es un aspecto crucial, ya que define exactamente cómo los dos países se ubican frente al tema. La columna central de la argumentación chilena, en las últimas décadas, es que ese tratado resolvió el problema del enclaustramiento marítimo. Y ahora resulta que esa columna vertebral ha quedado derrumbada por efecto de este fallo, lo que es una extraordinaria noticia para los intereses bolivianos. Según la traducción no oficial de del fallo, del jueves pasado, difundida por Página Siete, se asegura que: "Como la Corte ya ha establecido, el objeto del diferendo es si Chile tiene la obligación de negociar de buena fe el acceso soberano de Bolivia al océano Pacífico, y, si existiese tal obligación, si Chile ha incumplido la misma. Sin embargo, la Corte observa que las disposiciones pertinentes del Tratado de Paz de 1904 no abordan explícita o implícitamente la cuestión de la supuesta obligación de Chile de negociar el acceso soberano de Bolivia al océano Pacífico. En consecuencia, la Corte concluye que las cuestiones en litigio no son cuestiones ya resueltas por arreglo de las partes, o por laudo arbitral, o por decisión de un tribunal internacional, o regidas por un acuerdo o tratados en vigencia a la fecha de la formalización del (Pacto de Bogotá), en el sentido del Artículo VI del Pacto de Bogotá”.

Eso significa, contrariamente a lo que señala Chile, que la exigencia de Bolivia de solucionar el problema no es una cuestión "ya resuelta por arreglo de las partes”. Esto claramente supone una victoria para Bolivia.

Otro de los aspectos principales, pero contrarios de alguna manera al interés nacional, es que el dictamen establece que los jueces no pueden prever cómo resultará la negociación que empezaría en caso de vencer Bolivia el juicio. Esto es algo que podría demorar varios años.

Ello significa que, en caso de que Bolivia resulte victoriosa en el proceso, durante la negociación que tendría que establecerse con supervisión de la Corte, ésta podría no exigir la cesión de territorio soberano a favor del país.

Lo que nos lleva al punto central de ahora en adelante: la necesidad de establecer un clima "post-fallo”. Ese clima debe ser propio de una relación respetuosa y amistosa. Si los dos países han de negociar con el auspicio de La Haya una solución, ambos países, pero sobre todo Bolivia, obtendrán mejores resultados con un clima amistoso. El presidente Evo Morales parece haber entendido aquello. En las cinco oportunidades que habló del tema marítimo el día jueves, tras conocerse el fallo, lo hizo con moderación, sobriedad y tranquilidad. Su participación en el foro de Naciones Unidas tuvo la misma lógica y no presentó ataques contra Chile. Lamentablemente, el Vicepresidente ha usado un tono agresivo e innecesario.

Si al final lo más probable es que la Corte diga que las dos naciones tienen que iniciar un diálogo, entonces lo más lógico sería encararlo lo antes posible, incluso fuera del marco de La Haya. Bolivia ha ofrecido esa posibilidad que, lamentablemente, ha sido rechazada por Chile. Pero habrá que seguir insistiendo en ella. Ese diálogo, además, no debe descartar la posibilidad de que Bolivia acepte un intercambio territorial. Hace años eso hubiera sido impensable, debido a que la opinión pública lo hubiera rechazado, pero hoy, según algunas encuestas, la ciudadanía boliviana puede aceptar esa posibilidad.

Pagina Siete editorial








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com