inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 18 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Tu Reportaje
Venezuela 2015


[2015-12-02]
Ricardo Paz Ballivian
Entre ceja y ceja

Por decimosexta vez desde la recuperación de la democracia, en 1947, y por cuarta vez desde 1999, en que impera la Constitución "bolivariana”, la ciudadanía venezolana se asomará a las urnas para elegir a su Poder Legislativo. Se elegirán 164 diputados que representarán a las entidades federales y tres que representarán a los pueblos indígenas. De los 164, 113 serán elegidos por un sistema "mayoritario” en 87 circunscripciones electorales (algunas uninominales y otras plurinominales), mientras que 51 serán elegidos de manera "proporcional” (voto "lista”) en las entidades federales. El sistema electoral venezolano es reconocidamente el más complejo y enrevesado para elegir parlamentarios, debido a que fue diseñado en función de las necesidades de sobre representación política de la fuerza gobernante.

Así sucedió en las anteriores elecciones de 2010, cuando la participación ciudadana fue de 66,45%, casi el triple que en la elección legislativa de 2005. La coalición gobernante PSUV-PCV-Conive obtuvo la mayoría simple, 98 de los 165 escaños (73 nominales en 54 circunscripciones electorales y 25 por voto lista), aunque perdió la mayoría cualificada de dos tercios, que mantenía desde 2005. Por su parte, la oposición, agrupada bajo la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), obtuvo 33 diputados menos que el chavismo (39 nominales en 32 circunscripciones electorales y 26 por voto lista). Lo increíble es que la diferencia total en votos de ambas coaliciones ¡no llegaba al 1%!

Los comicios se llevarán a cabo dentro de cuatro días y todas las encuestadoras coinciden en que esta vez la oposición, agrupada en torno a la Mesa de Unidad, ganará con más de 20 puntos porcentuales, aunque pocos se animan a predecir con exactitud la futura composición de la Asamblea Nacional, precisamente por aquello del mañoso sistema electoral.

Lo que está claro es que, a pesar de la gigantesca campaña mediática oficialista que atosiga en estos días a venezolanas y venezolanos, hay una sensación, en las calles y en el campo, de que los días de la autocracia madurista están contados. Se percibe el miedo de los gobernantes que se aferran inútilmente al poder y la esperanza de los ciudadanos.

Obviamente que nadie está pensando que con el resultado del domingo el estado de cosas en Venezuela cambiará radicalmente de la noche a la mañana. Se sabe que el régimen, inaugurado por Hugo Chávez hace ya 16 años, tiene muchos recursos a su alcance para mantenerse todavía algún tiempo en el poder

Todas las instituciones del Estado, incluidas las Fuerzas Armadas, casi la totalidad de los medios de comunicación, milicias populares, gremios, corporaciones, etcétera, son algunos de los "argumentos” que poseen Nicolás Maduro y Diosdado Cabello para pretender mantenerse "enchufados” al ejercicio del poder. Tanto así que muchos temen que el resultado del domingo sirva para justificar un "golpe de Estado” o cualquier otra maniobra desde el Gobierno para desconocer el resultado de las urnas.

Para América Latina, y en especial para nuestro país, el resultado de las elecciones adquiere hoy una trascendencia inusitada. Nadie desconoce la afinidad política del Gobierno boliviano con el venezolano y las implicaciones que una derrota de este último tendrían en el intento de reforma constitucional en que está empeñado el primero. El próximo domingo Bolivia entera estará pendiente de lo que pase en Venezuela y con seguridad, una vez conocidos los resultados, muchos terminarán de decidir lo que harán el 21 de febrero.

Nuestra esperanza es que, a pesar de las condiciones tan desventajosas y faltas de equidad, tal como lo denunció con valentía y vehemencia el nuevo secretario general de la OEA, Luis Almagro, la democracia se pueda abrir paso y que resulten vanos los intentos por detenerla. Venezuela y los venezolanos no merecen la violencia, la inseguridad y la crisis que padecen.

Merecen la libertad, la seguridad y la democracia. Eso mismo se constatará en cuatro días a eso de las nueve de la noche.

Ricardo Paz Ballivián es presidente ejecutivo del Centro Boliviano de Gerencia.








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com