inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 20 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Tu Reportaje
¿Tocar fondo? ¿Y mar de fondo?


[2016-05-27]
Erika Brockmann Quiroga

El debate sobre la restitución del uso de la dinamita en protestas es un insólito motivo para reflexionar sobre el lento cocinar de una coyuntura potencialmente explosiva. No faltaron sui géneris declaraciones elogiando las propiedades emancipadoras de este familiar instrumento de lucha. Poco importa la ilegalidad del polémico decreto. Ello no preocupa a quienes gobiernan la Bolivia del “metele nomás”, no siendo impedimento para que cocaleros, bartolinas, campesinos interculturales, mineros y juventudes adoctrinadas religiosamente tengan licencia para hacer correr a herejes y a opositores envalentonados a punta de dinamitazos.

Aludo a la dinamita por dos motivos. Primero, porque el hecho sintoniza con una coyuntura política convertida en ruidoso concurso de sindicaciones en medio de una pérdida absoluta de cordura. Y, segundo, porque algo de sarcasmo ayuda ante la resignada constatación de que “los pueblos tienen los gobernantes que se merecen” y cuando el más racional de los líderes de opinión, entre otros, denuncia el miedo, las amenazas y la conculcación de los derechos preciados e irrenunciables: la libertad y la convivencia plural en democracia.

No son pocos los eslabones de una cadena de hechos que abonan el pesimismo. Basta dar un vistazo a la cartelera noticiosa para percatarse de que detrás de la torpe sindicación de la existencia de un “cártel de la mentira”, se pretende justificar y forzar una nueva consulta pro reeleccionaria. Un maestro del análisis de los entuertos del Estado y del malestar cíclico de las sociedades me aconsejaba no gastar energía intentando comprender la naturaleza caprichosa del oleaje superficial de los eventos noticiosos que nos deslumbran. Parafraseando al Principito, me señaló que lo verdaderamente importante es por ahora invisible a los ojos por discurrir en aguas profundas.

Ese mar de fondo tiene que ver con los verdaderos cambios que superan los 10 años de ‘evismo’. Se trata de la Bolivia, mayoritariamente urbana y joven, inserta en la dinámica de los valores, las promesas y los riesgos de la modernidad y la globalización; de ciudades constituidas en los espacios de construcción de un nuevo sentido de la política, de ciudadanía y de convivencia intercultural. De una población menos tolerante al clientelismo, la corrupción, el abuso de poder y la consigna de burocracias de mal llamados movimientos sociales. Esa Bolivia que perfila el ocaso de un núcleo de poder enredado en sus errores, que toca fondo y se reduce al corporativismo rural y cocalero. Ese país, cuyo cambio anuncia el advenimiento inexorable del ‘posevismo’; de una transición tan amenazante como el explosivo decreto dinamitero del Gobierno llamado de cambio









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com