inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 20 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Tu Reportaje
Judicialización de la política y politización de la justicia


[2017-04-03]
En estas condiciones es difícil imaginar que la independencia y despolitización del Poder Judicial será una concesión; será una conquista que se arrancará al que esté de turno en el poder.
David Altamirano Salas

Un tema sobre el que existe consenso nacional es que la justicia atraviesa una profunda crisis. El Poder Judicial constituyó el flanco más débil del Estado de derecho y la división de poderes. Hasta la década de los 90 del siglo pasado no fue un actor relevante para entender el funcionamiento político del país; estuvo cooptado por el poder político y jugó un papel de "legalizador” de políticas públicas y decisiones de los otros poderes. En cuanto a su desempeño, la ineficiencia era la característica que más se señala.

Después de la transición democrática, el Poder Judicial va ganando protagonismo por el juzgamiento y castigo a violaciones a los derechos humanos, y la creación de nuevas instituciones para la defensa de los derechos ciudadanos. Otro fenómeno visualiza al Poder Judicial: la judicialización de la política. Como el sistema político ya no es capaz de legitimarse a sí mismo, recurren a una mayor intervención del Poder Judicial en la revisión de políticas públicas que habían sido decididas por el Ejecutivo o Legislativo y la utilización de los procedimientos judiciales ordinarios para la petición y resolución de demandas sociales y políticas.

En la actual coyuntura, la frase "judicialización de la política” fue popularizada como "criminalizar la disidencia”, "escarmentar al opositor”, "acallar denuncias de corrupción”, etcétera, lo que podría denominarse mejor como "persecución política”.

Una consecuencia de la "judicialización de la política” es la politización del aparato judicial. Al ver que los jueces pueden limitar las acciones de los políticos, éstos limitaron el poder de los tribunales de varias maneras: selección de magistrados y jueces que responden al "padrinazgo político”, presión, debilitamiento de los jueces individuales, etcétera. Por otra parte, los "jueces políticos” chantajean a otras gestiones de gobierno o fallan de acuerdo al pedido de los "padrinos”. En estas condiciones el litigio judicial se convierte en una "guerra de contactos”: la parte que tiene mejor "llegada” con el juez gana -previo "charle”, con dinero, presión política o amistad, en ese orden- la majestad de la

La crisis de la justicia se profundizó en la actual gestión de gobierno porque concentró una gran expectativa de cambio y la justicia era un tema pendiente, pero no cambió nada.

De acuerdo a las declaraciones de personeros de gobierno, no saben qué hacer con la justicia. El metadiscurso en estas declaraciones es que sí saben qué hacer, lo que no saben es cómo podrían controlarla.

Como la actividad cotidiana continúa con problemas que enfrentar y solucionar, la gestión de turno aprovechó la vieja estructura del sistema judicial para ponerla a su servicio: una instrumentalización directa que es advertida por la sociedad. La solución pasa indiscutiblemente por la independencia y la despolitización del Poder Judicial.

Si bien la independencia judicial es más un mito que una realidad, pues en ninguna época de nuestra historia se concretó esta aspiración de la división de poderes, es la única vía para transitar hacia la solución.

La despolitización del Poder Judicial es una propuesta que difícilmente los gobiernos de turno concederán. Como lo hicieron notar algunos constitucionalistas: en América Latina si el Poder Ejecutivo no controla los otros poderes, pierde el poder. ¿Algún gobierno se animará a dar el primer paso?.

Estamos conscientes de que se está pidiendo la desconcentración de un poder hiperconcentrado en un sistema hiperpresindencialista que expandió su poder a costa de los otros poderes, viejas estructuras que siempre han bloqueado las nuevas propuestas y que siguen operando.

En estas condiciones es difícil imaginar que la independencia y despolitización del Poder Judicial será una concesión; será una conquista que se arrancará al que esté de turno en el poder.

David R. Altamirano Salas es abogado.








 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com