inicio noticias economia turismo deportivo sociales cultural internacionales contacto
    Cochabamba, 13 de Noviembre de 2018
1 2 3 4 5
La libertad de expresión es patrimonio de la humanidad

Turismo
Negativo impuesto al turismo


[2016-10-12]
Alberto Zuazo

La burocracia oficialista es la más afanosa en reajustar impuestos, sin considerar los daños que pueden ocasionar. Esta situación, deplorablemente, nace en el seno de la Asamblea Legislativa, que no siempre tiene el acierto de guiarse por la amplitud de miras que debe tener.

Ahora se le ha ocurrido imponer nuevo impuesto al turismo, como si con ello pudiera sustituir la pérdida que se produce debido a menores ingresos para el país por las exportaciones de gas y minerales, aparte de productos no tradicionales, los cuales se reducen a unos pocos, siendo el más significativo el de la soya.

Probablemente los legisladores más se la pasan sentados en sus curules, antes de interiorizarse de las realidades que existen en todas las actividades públicas, principalmente las económicas, por ser las más sensibles para dañar las mejores conveniencias del país.

Esto último está ocurriendo con el avance que tiene en la Asamblea la creación de un impuesto específico contra el turismo, justo en tiempos en que éste crece en el país, como no había antes.

Es evidente que el mayor incentivo que tiene el turismo que llega a Bolivia es el bajo costo de vida y, por tanto, la facilidad que ello otorga a mucha gente, no precisamente la que prefiere ir a París o a la Florida, sino aquella que desee conocer otros países y sus realidades.

Entre éstas las relacionadas con la variada topografía que tiene Bolivia, puesto que tan pronto el turista puede estar casi a la misma altura del nivel del mar, como ascender hasta los 4.000 metros de altura, en algunos casi incluso por encima de este rango.

Es decir que Bolivia tiene dos atractivos para gente de recursos medios, pero que tiene vocación de conocer otras experiencias de vida y de condiciones climáticas en una misma estación meteorológica.

Esto es que tenga la oportunidad de viajar a otro país y, en el caso de Bolivia, encuentre novedades inusitadas y un costo accesible para sus gastos, acordes con sus salarios, no precisamente con fortunas.

En la actualidad, cuando se viaja por distintos lugares del país se observa que hay una relativamente mayor presencia turística, a la que debemos recibir con los brazos abiertos porque moviliza sectores sociales y económicos que de otra manera no podrían subsistir, menos prosperar, que es lo que habitualmente se procura cuando se tiene espíritu emprendedor en los negocios y medios de vida.

Recientemente efectué un viaje muy grato al Santuario de Copacabana, cuyo atractivo físico es el hermoso lago y enorme lago Titicaca, aunque últimos informes refieren que tiende a perder su caudal de aguas. Hasta el momento, se estima que descendió un metro.

Empero, lo satisfactorio fue ver que la mayor parte de los viajeros eran turistas extranjeros, procedentes de todas las latitudes del mundo, como ser europeos, estadounidenses, asiáticos y de países latinoamericanos.

En la visita a la Isla del Sol, uno de los atractivos que tiene Copacabana, pude advertir que por lo menos el 80 por ciento de los ocupantes de los botes eléctricos que permitir visitar este sitio son turistas, además se les advierte que les satisfacía sus expectativas al venir a Bolivia y, en especial, tener la oportunidad de navegar en el lago Titicaca, considerado como el que se halla a mayor altura en el mundo, al menos por la dimensión que tiene, que se acerca casi a los 10.000 kilómetros cuadrados y que es compartido con Perú.

Un aumento del impuesto al turismo, por más moderado que sea, será de gran impacto negativo. Los perjuicios los sufrirán los propios bolivianos que trabajan en el área del turismo, empezando por el transporte, y secundado por la gastronomía y otros servicios.

Es de imaginar si las embarcaciones del lago Titicaca, que suman unas cien unidades, de pronto dejan de tener la cantidad de pasajeros que les hace fructífero el negocio. Este, en todo caso, es un pequeño ejemplo, pero muy significativo, porque sus costos son accesibles para el viajero medio.

Hay también la posibilidad que otros destinos turísticos del país pierdan la creciente cantidad de visitantes que están experimentando, con lo que el sector se halla en vías de crecimiento constante.

Un impuesto de Bs. 60 por turista puede que para los legisladores no sea representativo, pero el solo hecho de que el viajero medio del exterior que quiera venir a Bolivia sepa que subió el impuesto de ingreso a su territorio, será suficiente para desanimarlo, porque hablar de impuestos siempre es motivo de preocupación y cuando suben resultan ser desalentadores.

En suma, en vez de procurar un modesto mayor ingreso para el Estado, lo que ocasionará es que muchos negocios declinen por falta de visitantes extranjeros que, por excelencia, tienden a ser consumistas, moderados si se quiere en el caso de venir a Bolivia.









 

  22:07:09 Diferencias entre el Papa y Tru...
  22:02:09 EEUU recortará su ayuda a lAmer...
  21:57:49 Turquía, líder en periodistas p...
  21:50:37 Emotiva visita de Ronaldinho a M...
  21:41:07 Marcha contra el aborto en Sant...
  21:27:32 Convocatoria para las eleccione...
  21:21:35 Día Nacional Contra el Racismo ...
  21:10:15 Nuevo plazo para la inscripción...
  20:53:34 Huanuni : Juk!us se llevaron20 tone...
  20:47:59 Mánchester: la bomba era "poten...
  20:32:43 Ferrocarril sin rieles ...
  22:53:28 Bolivia En Iquique : Venta de c...


 















El factor Venezuela en la parada militar
Pagina Siete Editorial
2017-08-11
El presidente Evo Morales, durante su discurso en la parada militar de este año, llamó a las Fuerzas Armad...
Mas detalles...




  Copyright 2011 Diseño del sitio:    Tunari.com